Economía

Llega a su fin la era
del gas natural barato

Las condiciones climáticas en Estados Unidos han vaciado las reservas de gas natural, por lo que se espera un incremento considerable que podría no disminuir.
Sergio Meana
28 enero 2014 23:9 Última actualización 29 enero 2014 5:0

La peor helada en los Estados Unidos en 20 años, de acuerdo con información climatológica, ha calentado los niveles del precio del gas natural que ayer alcanzaron 5.20 dólares por millón de BTU (British Thermal Unit), un precio que no se había logrado desde junio de 2010.

Aunque el fenómeno sea estacional, analistas coincidieron que las reservas de gas natural disminuyeron lo suficiente como para que no se regrese a la línea de entre 2 y 3 dólares que se vivió entre enero de 2012 y noviembre de 2013.

Para este año la Agencia de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés) prevé que el precio del combustible promedie 4.01 dólares por millón de BTU, cuando en 2012 el promedio fue de 2.75 y en 2013 de 3.73 dólares por millón de BTU.

Incluso la previsión para 2015 es de 4.23 dólares por millón de BTU con lo que se lograría una tasa media de crecimiento anual de 53 por ciento en los cuatro años analizados.

Para Santiago García, director administrativo para Latinoamérica del banco Macquarie, especializado en levantar capital para firmas del sector energético, el incremento en el precio desde agosto del año pasado es una “barbaridad” con implicaciones severas para distintas industrias.

“Viene de 3.25 en agosto a un máximo que tocó el día de hoy (ayer) en la mañana de 5.18 dólares por millón de BTU, ha tenido un incremento de 60 por ciento de agosto a la fecha, lo cual es una barbaridad. Han sido temperaturas muy bajas, se esperan heladas aquí en Houston y el mercado no lo esperaba, el mercado no lo había apreciado”, afirmó García en una entrevista telefónica.

Aun así, el regreso a niveles bajos en el precio del energético cuya referencia internacional es el indicador Henry Hub no se ve cercano.

“Los movimientos de 2 o 3 dólares se dieron sí por el incremento en producción de shale gas y porque todas las estrellas estaban perfectamente alineadas. Creemos que estas estrellas ya no están alineadas, aun cuando el frío se quite en uno o dos meses los inventarios van a estar muy por debajo de lo que el mercado esperaba y eso va a mantener precios relativamente más altos”, previó el directivo de Macquarie.

Las industrias más afectadas en México son las intensivas en el uso de gas como plantas de electricidad, cementeras, acereras y vidrieras, apuntó.

RENTABILIDAD ATRACTIVA

Luis Miguel Labardini, analista del sector energético de Marcos y Asociados, explicó que aunque hay un efecto negativo para la industria señalado anteriormente, el efecto positivo es que los proyectos de gas shale, uno de los principales objetivos de los cambios constitucionales, empiezan a ser rentables con precios cercanos a los cinco dólares por millón de BTU.

“Los precios del gas necesitan ajustarse a la alza para llegar a un precio de equilibrio, los precios son demasiados bajos para sostener la producción en el nivel que está actualmente, si el gas está seco y no trae liquidos no es negocio en este momento”, afirmó.

El gas puede llegar eventualmente a un nivel de 6 dólares por millón de BTU por el equilibrio natural entre la oferta y la demanda lo que daría viabilidad en el largo plazo a la producción de gas shale en el país, dijo Labardini.

“Un nivel de 6 dólares sigue siendo muy competitivo y ayuda a soportar de una mejor manera la producción de gas de lutitias o shale gas en México porque en la medida de que el precio esté en 6 dólares existen más posibilidades de que haya más operadores que quieran venir”, aseveró el experto en temas de energía.

“Evolución