Economía

Lituania se suma a la zona euro en medio de tensiones con Rusia

El país es el último de los estados bálticos en unirse a la zona euro, abandonando así su moneda, la litas, en momentos en que Rusia flexiona sus músculos militares en la región.
Reuters
01 enero 2015 9:56 Última actualización 01 enero 2015 9:56
Cajera recibe un billete de euro en Lituania

Una cajera en Lituania recibe un billete de euro de un cliente, en el primer día del país como parte de la zona euro. (Reuters)

VILNA.- Lituania se sumó a la zona euro el jueves, con la esperanza de aferrarse a Europa en momentos en que Rusia flexiona sus músculos militares en la región.

El país, la primera república soviética que declaró su independencia en 1990, es el último de los tres Estados bálticos (Lituania, Letonia y Estonia), en sumarse a la unión monetaria y será la última nación en hacerlo en el futuro inmediato, ya que los restantes miembros de la Unión Europea demorarían al menos dos años, o más, en lograrlo.

"Yo, y creo que muchos de ustedes, siento tristeza de que la litas (moneda lituana), que nos sirvió bien por más de dos décadas, sea historia, pero tenemos que avanzar", dijo el ministro de Finanzas Rimantas Sadzius en la ceremonia de lanzamiento del euro.

La moneda común sigue siendo un tema divisivo y las encuestas muestran que la mitad de la población de 3 millones de personas aún no está convencida de que abandonar la litas sea una buena idea.

El primer ministro lituano, Algirdas Butkevicius, quien se convirtió en la primera persona en el país en retirar un billete de 10 euros de un cajero automático, dijo que el euro se "convertirá en una garantía de seguridad política y económica".

El Gobierno espera que al convertirse en el miembro número 19 de la zona euro, el comercio lituano gane impulso y los costos de endeudamiento caigan para ayudar al país a recuperarse de una contracción del 15 por ciento registrada en el 2009 durante la crisis financiera global.

El papel de Rusia en la crisis de Ucrania después de la anexión de Crimea despertó temores en los países bálticos, que cuentan con una considerable minoría étnica rusa, de que pudieran ser los siguientes.

Pese a la creciente tensión política, la calificación crediticia de Lituania es de grado inversor y la agencia Fitch espera que su economía crezca 3.5 por ciento en el 2015.

Aún así, casi dos tercios de la población en Lituania teme perder parte de su identidad al cambiar al euro y tres cuartos espera que los precios suban luego de adoptar la moneda común, según una encuesta de Eurobarometer.

Estonia se sumó a la zona euro en el 2011 y Letonia en el 2014. Los tres países bálticos se unieron a la Unión Europea y la OTAN en el 2004.