Economía

Líderes de la UE impulsan unión bancaria

12 febrero 2014 4:39 Última actualización 28 junio 2013 13:2

 [Bloomberg] 


Reuters
 
Bruselas .- Líderes de la Unión Europea dijeron el viernes que quieren acordar para finales de año la manera de liquidar a los bancos que quiebren a nivel europeo en lugar de a nivel nacional, apuntando que el trabajo debería seguir pese a las objeciones de Alemania.
 
La canciller alemana, Angela Merkel, mostró sus dudas sobre el calendario, diciendo que la creación de una autoridad europea con tales poderes necesitará de un cambio en el Tratado de la Unión Europea (UE), un proceso largo y con riesgos políticos.
 
Los ministros de Finanzas de la UE acordaron el jueves un paso intermedio hacia lo que se conoce como la unión bancaria europea, que comprende una mayor supervisión de los bancos y la resolución coordinada de cualquier problema.
 
Bajo el acuerdo, los inversores y depositantes más ricos compartirán los costos de las futuras fallas de bancos antes que los contribuyentes.
 
Esto acerca a la UE a marcar un antes y un después tras años de rescates bancarios pagados con dinero proveniente de impuestos que han causado indignación en la opinión pública.
 
Pero la ley sólo establece las normas que las autoridades nacionales del bloque de 27 países tienen que seguir cuando deben lidiar con sus propios bancos. Y no permite compartir el poder o los costos financieros de cerrar o rescatar bancos a un nivel europeo.
 
Sólo es un paso inicial para crear un órgano central en la UE que se encargue de los bancos fallidos, incluyendo las grandes instituciones financieras que operan en diferentes países.
 
La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, va a proponer en julio cómo crear esa agencia central, denominada Mecanismo de Resolución Unica, aunque algunos altos funcionarios señalaron que se podría retrasar.
 
Merkel insistió en que establecer una autoridad central con poderes para cerrar bancos en la zona euro necesitaría un cambio en el Tratado de la UE, o de lo contrario podría ser desafiado en el tribunal constitucional alemán.
 
La Comisión Europea cree que no es necesario cambiar el tratado y ha lanzado la idea de que ella misma podría asumir el papel de autoridad de resolución de bancos, para evitar la necesidad de cambiar leyes para crear un órgano completamente nuevo. Pero Berlín también rechazó eso.
 
"Alemania ha dejado claro que bajo los actuales tratados, la Comisión no tiene la competencia para dirigir tal autoridad central o actuar como organismo de resolución. Si queremos nuevas competencias entonces se deben ligar a cambios en los tratados", dijo Merkel en una conferencia de prensa tras la cumbre celebrada en Bruselas.
 
Francia dijo que los planes sobre la unión bancaria deberían ir lo más lejos posible con los actuales tratados antes de estudiar cualquier cambio, pero que se podría hacer alguna modificación si fuera necesario.
 
"Si parece legalmente necesario cambiar el tratado, lo haríamos, pero sólo sería desde una perspectiva legal y en ningún caso desde una perspectiva política", dijo el presidente francés, François Hollande, a los periodistas.
 
"Antes de que lleguemos a eso, creo que debemos ir lo más lejos posible en el marco de los tratados actuales", agregó.