Economía

Libre comercio tiene víctimas no deseadas

Las variaciones de los precios del comercio afectan a la clase trabajadora ya que el comercio eleva los ingresos de las clases más altas, y la demanda resultante tiende a aumentar los precios de los productos que no pueden importarse.
Bloomberg
19 septiembre 2016 22:57 Última actualización 20 septiembre 2016 5:0
Pantalla Oled Curva LG es premiada por su diseño y tecnología

Quienes ganan más suelen gastar una parte mayor de sus ingresos en la compra de diversos productos. (Archivo)

Cuando se habla de los beneficios y perjuicios derivados del comercio, se suele aludir al mercado laboral. Esto tiene sentido porque perder el trabajo repercute enormemente en la vida de una persona. Aun cuando uno pueda encontrar otro empleo, la experiencia lleva tiempo y dinero y causa mucho estrés. Altera la vida y algunas veces uno no puede encontrar un empleo tan bueno como el que tenía.

Abrirse al mercado no siempre reduce el precio de todo lo que compramos, pero suele abaratar el precio de muchos productos de dos maneras.

Por lo general, la baja de estos precios beneficia más a la clase media que a la clase trabajadora y a los pobres, porque quienes ganan más suelen gastar una parte mayor de sus ingresos en la compra de automóviles, televisores y muebles, en tanto gastan relativamente menos en alimentos. Al mismo tiempo, existe otra manera en que las variaciones de los precios del comercio pueden afectar a la clase trabajadora. El comercio hace subir los ingresos de las clases más altas, y la demanda resultante tiende a aumentar los precios de los productos que no pueden importarse, tales como las viviendas.