Economía

Leyes secundarias de reformas y mejorar educación, retos en 2014: IP

01 febrero 2014 9:4 Última actualización 30 diciembre 2013 16:13

 [La IP pide una cruzada contra la corrupción./Cuartoscuro]


 
Notimex
 
Los retos estructurales de México para 2014 son asegurar que se cumplan las leyes secundarias de la reforma educativa, contrarrestar la baja productividad y una verdadera cruzada contra la corrupción, expuso la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex)
 
Asimismo, una política social que no sea utilizada con fines clientelares, y en materia de Estado de Derecho es necesario seguir con el impulso de la subordinación de sociedad y gobierno, a leyes justas, eficaces y viables, surgidas de órganos y procesos democráticos.
 
A través de la "Señal Coparmex", el organismo patronal expuso que "nuestro principal reto estructural es el educativo; el desarrollo humano, expresado en los resultados de la evaluación PISA".
 
En dicha evaluación, refiere, uno de cada dos alumnos no logró aprobar competencias básicas en matemáticas y ciencias, y cuatro de cada 10 mostraron que carecen de habilidades básicas en lectura.
 
Por ello, la Coparmex considera necesario asegurar que las leyes secundarias de la reforma educativa "que tanta falta nos hace", se cumplan a cabalidad.
 
Indica que dichas leyes se deben traducir en la aplicación de un nuevo modelo educativo, al elevar la calidad de los niveles básico y medio, y ampliar la cobertura para la educación media superior.
 
A su vez, al asegurar que los niños, niñas y jóvenes, adquieran habilidades y competencias necesarias para su futuro.
 
El organismo privado destaca que otro de los grandes retos estructurales es la baja productividad del país.
 
"Debemos ser más productivos con creatividad e innovación, al generar valor con un esquema nacional de trabajo que involucre a todas las partes del proceso productivo; además de incentivar la formalidad y generar oportunidades de desarrollo para todas las familias mexicanas".
 
En materia de seguridad, continúa la Coparmex, sigue la tendencia alcista de secuestros y extorsión, entre otros delitos del fuero común.
 
"Queremos un México con paz social, sin impunidad, una verdadera cruzada nacional contra la corrupción, para que se investiguen y sancionen ilícitos en los tres órdenes de gobierno y de los tres Poderes de la Unión", señala.
 
En cuanto a la política social, expone que es necesario luchar "por un solo México", es decir, sin pobreza extrema y sin desigualdades injustificables, "males que son una fuente indudable de violencia, de agravio, de discrepancia social".
 
Por eso, se pronunció porque los programas de combate a la pobreza sean en verdad un instrumento de desarrollo y no usados con fines clientelares y políticos.
 
En este contexto, la Coparmex reconoce que el año que está por terminar reporta avances importantes en el establecimiento de bases para un mayor y más justo desarrollo, como fue el caso del paquete de reformas estructurales.
 
"El fruto de estos esfuerzos se traducirá en cambios profundos en la educación; en diversos sectores de la economía; en nuestro sistema político-electoral; en nuevas reglas en materia de transparencia, rendición de cuentas y el combate a la corrupción", asegura.
 
Dijo que la promulgación de las leyes reglamentarias de esas reformas y su instrumentación tienen que ser ágil, oportuna y eficaz, para lograr un cambio verdadero en todos esos ámbitos.
 
Sin embargo, la Coparmex expone: "Para ser sinceros, todos los sectores hemos quedado un poco en deuda con el país. No crecimos a los niveles mínimos del bienestar, no generamos los empleos básicos para la justicia social y aún tenemos retos que superar con solidaridad y madurez".
 
Lo anterior, indica, para crecer en la democracia aún con las diferencias ideológicas que tenemos, en un marco de Estado de derecho, sin que sea necesario tener violencia para discutir lo que necesitamos en el país.
 
Con esos propósitos de Año Nuevo, añade, "reafirmamos nuestro compromiso de ser empresarios promotores del desarrollo, creando proyectos productivos que generen riqueza con responsabilidad social y empleos de calidad en todas las regiones del país, en beneficio de todos los mexicanos, de todas las familias mexicanas".