Economía

Leyes energéticas dejarán recursos para salud
y educación: CEESP

Los recursos adicionales que se deriven de las leyes energéticas deben aplicarse a proyectos que potencialicen al país en rubros como infraestructura, salud y educación, señaló Luis Foncerrada Pascal, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).
Notimex
17 junio 2014 16:56 Última actualización 17 junio 2014 16:56
CEESP

Recursos deben aplicarse a proyectos estratégicos, comemtó Luis Foncerrada. (Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las leyes secundarias en materia energética buscan lograr una mayor producción, lo que se traducirá en mayores ingresos para el gobierno a fin de financiar programas de infraestructura, salud y educación, afirmó Luis Foncerrada Pascal, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

Durante su participación en el foro organizado por las comisiones unidades de Hacienda y Energía de la Cámara de Diputados, el especialista comentó que los recursos adicionales deben destinarse a proyectos que potencialicen a México y no a gasto corriente.

Para el director del CEESP, los excedentes petroleros se deben destinar a proyectos de infraestructura, salud y educación, a fin de generar los empleos que necesita el país.

Consideró importante que las leyes secundarias cuiden el equilibrio en materia de contenido nacional, con el objetivo de impulsar a la industria mexicana sin llegar a perder las inversiones en el sector energético.

En este sentido, el exconsejero independiente en materia de energía, Ricardo Gasca Neri, señaló que los contratos deben estar bien elaborados, con reglas claras, y que tengan la capacidad de ajustarse a los cambios no previstos durante la duración de los mismos.

Para el consejero profesional del Consejo de Administración de Pemex, Flavio Ruiz Alarcón, las leyes secundarias deben garantizar la seguridad energética nacional y precisar el papel del Estado mexicano como actor económico.

El especialista propuso que los consejeros de la paraestatal deben también tener independencia de opinión y elevar el monto de inversión destinado a investigación y tecnología en materia de energía.