Economía

Ley de Competencia Económica es apoyada por el sector abarrotero

Para el presidente nacional de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas, dicha ley otorga certidumbre a las pequeñas y medianas empresas y dota de mejores herramientas a la Cofece.
Notimex
05 mayo 2014 13:43 Última actualización 05 mayo 2014 14:26
[Cuartoscuro] Se ven impulsadas por la venta de abarrotes, vinos y licores y dulces.  

Regular a los agentes económicos que aprovechan su posición de dominio para fijar precios, pide la asociación. (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la nueva Ley de Competencia Económica, el sector abarrotero mayorista del país trabajará para fortalecer el comercio tradicional y evitar las prácticas monopólicas, aseveró Alejandro Cuadra Ordorica, presidente de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas.

Consideró que dicha ley otorga mayor certidumbre comercial a las pequeñas y medianas empresas y dota de mejores herramientas a la nueva Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Lo anterior, expuso, a través de mayores sanciones económicas y privación de la libertad a quienes violenten la legislación, lo que brinda más certidumbre al comercio compuesto por micro, pequeñas y medianas empresas.


Mediante un comunicado, aseguró que el sector abarrotero pugna por mejores prácticas comerciales y con la nueva legislación en materia de competencia recientemente aprobada “habremos de trabajar para fortalecer el comercio tradicional, en defensa de las grandes cadenas comerciales”.

El empresario opinó que la nueva ley “muestra una tendencia” al control de monopolios y algunas actitudes que generen efectos anticompetitivos”, aunque todavía quedan pendientes algunos temas relacionados con conductas anticompetitivas que distorsionan y discriminan precios y mercados en perjuicio de consumidores y productores.

Al presentar su informe de labores 2013-2014, en el marco de la inauguración del XIV Congreso de la ANAM y la XXII Asamblea General de Socios, Cuadra Ordorica se pronunció por regular a los agentes económicos que aprovechan su posición de dominio para fijar precios.

Asimismo, para los que establecen condiciones de venta o prácticas comerciales y en general, en las que se favorece su capacidad de negociación en el mercado, agregó.