Economía

Lento y desigual el crecimiento económico mundial: FMI

El FMI pronostica que la economía mundial crezca 3.5 por ciento en 2015, en línea con las proyecciones de enero pasado y un 3.8 por ciento en 2016.
Leticia Hernández
14 abril 2015 8:41 Última actualización 14 abril 2015 8:41
Directora gerente del FMI, Christine Lagarde

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) [Reuters/Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- El crecimiento global permanece moderado y con desiguales perspectivas entre países avanzados y emergentes, además de que prevalecen “complejas fuerzas subyacentes” que contribuirán a disminuir significativamente el potencial de crecimiento mundial, según advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su reporte sobre las Perspectivas de la Economía Mundial.

El organismo pronostica que la economía mundial crezca 3.5 por ciento en 2015, en línea con las proyecciones de enero pasado y un 3.8 por ciento en 2016.

Anticipa que el crecimiento de la economía global provendrá de la mejora en economías avanzadas que mostrarán un repunte del PIB desde 1.8 por ciento el año anterior a 2.4 por ciento soportado por el descenso en los precios del petróleo.

En cambio, las perspectivas para la mayoría de los mercados emergentes y en desarrollo son ligeramente peores. Se estima una desaceleración en el crecimiento económico desde un 4.6 por ciento en 2014 a 4.3 por ciento en 2015 por una variedad de factores entre los que destaca la caída en los precios del petróleo para los países exportadores como Rusia y menores precios de materias primas entre países de América Latina.

“Una serie de complejas fuerzas está dando forma a las perspectivas de todo el mundo. Legados de las crisis, tanto financiera como en la zona euro, -bancos débiles y altos niveles de deuda pública, corporativa y de los hogares, aún están pesando sobre el gasto y el crecimiento de algunos países. El bajo crecimiento a su vez hace un proceso lento de desapalancamiento”, dijo Olivier Blanchard, consejero económico y director de investigaciones del FMI.

Explicó que la combinación de envejecimiento de la población, menor inversión y lentos avances en productividad llevará a disminuir significativamente el potencial de crecimiento tanto en economías de mercado avanzadas y emergentes.

Además de estas fuerzas subyacentes, dos importantes factores, ambos con gran distribución de implicaciones, dominan la escena actual: El descenso en los precios del petróleo y los movimientos en las paridades cambiarias. Los grandes movimientos en precios relativos, si la paridad cambiaria o el precio del petróleo crea ganadores y perdedores”, comentó Blanchard

A diferencia de las economías avanzadas, las inesperadas ganancias derivadas de los precios del petróleo más bajos no se trasladan directamente a los consumidores en muchos mercados emergentes importadores de petróleo y esto se estima silencie cualquier impulso de crecimiento. En cambio, los beneficios de menores precios del petróleo se acumularan en los gobiernos en forma de ahorro de los menores subsidios de energía, así que pueden ser utilizados para apuntalar las finanzas públicas, recomienda el organismo.

La distribución de riesgos en el crecimiento global está ahora más balanceada respecto al reporte sobre las perspectivas económicas del FMI publicado en octubre, pero permanece inclinado hacia el lado negativo.

La mayoría de los riesgos negativos salientes, identificados en octubre permanecen relevantes, sin embargo, tensiones geopolítica podrían intensificarse afectando a las economías más importantes. Cambios disruptivos en el precio de activos en los mercados financiero siguen siendo una preocupación. Una apreciación del dólar más fuerte podría desencadenar tensiones financieras en otras partes, particularmente en mercados emergentes.

Riesgos de estanflación y baja inflación en economías avanzadas todavía están presentes, a pesar de la reciente mejora en el crecimiento estimado para el corto plazo para algunas de esas economías.