Economía

Latinoamérica debe hacer reformas para enfrentar retos globales

12 febrero 2014 4:29 Última actualización 24 junio 2013 18:10

[Bloomberg] 


Notimex
 
A pesar de la fortaleza que los países de Latinoamérica demostraron durante la crisis, ahora la región debe efectuar reformas estructurales en materias fiscal, financiera, energética, educativa y laboral para enfrentar los retos del nuevo entorno global, consideró Banco Santander.


La subdirectora general de Servicios de Estudios y Public Policy del grupo financiero español, Alejandra Kindelán, opinó que es fundamental que los países de la zona construyan palancas internas de crecimiento.


Expuso que entre los retos fundamentales está el empleo, pues aun cuando la tasa de desocupación en América Latina es baja respecto a lo que se observa en Europa, este podría convertirse en un reto debido a que sus economías crecen por debajo de potencial.


De ahí que advirtió la necesidad de realizar reformas estructurales en materias como la financiera, donde ejemplificó el caso actual de México, cuyo Congreso discute, para su posible aprobación, una propuesta al respecto que busca impulsar el crédito.


Resaltó la importancia de avanzar en reformas fiscal, educativa, laboral y energética, de las cuales la última es relevante para algunos países, porque además requerirán incrementar las inversiones en infraestructura y tasas de ahorro.


No obstante, Alejandra Kindelán destacó que los países emergentes, donde se encuentran las naciones de Latinoamérica, continuarán siendo el motor de crecimiento a nivel global.


Bajo este contexto, indicó que México crecería 3.0% en 2013 y 3.8% en 2014, mientras que Brasil avanzaría 2.3% este año y 2.1% el próximo.


En su ponencia, celebrada en la provincia madrileña de Boadilla del Monte, la especialista subrayó las condiciones de los países latinoamericanos que les permitió hacer frente a la última crisis.


Entre esas ventajas, mencionó la condición de exportadores de materias primas, especialmente a China; políticas fiscales prudentes durante la expansión, bancos centrales con credibilidad, sistemas financieros sólidos y bien regulados, lo que les ha permitido que no tengan crisis bancarias.


De hecho, afirmó, estas ventajas han llevado a estas naciones a aumentar en un punto porcentual el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la región.


Sin embargo, la especialista reconoce que los efectos China, de flujos de capital por la liquidez de los mercados y bajas tasas de desempleo y alza de precios de materias primas, comienzan a desacelerarse o en proceso de desaparición, como es el caso de programas de apoyo por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.


Así, la corrección de altos precios de las materias primas y la menor liquidez en los mercados llevarán a movimientos fuertes temporales ante los ajustes de expectativas de mercado y posteriormente a su estabilización, puntualizó.