Economía

Latam atenderá en 2014 desigualdad social y bajo crecimiento: WEF

01 febrero 2014 7:27 Última actualización 15 noviembre 2013 3:2

[Estudio expone que a la zona también le afectará la tensión social en Medio Oriente y África, así como los efectos del cambio climático / Reuters]


 
Ivette Saldaña
 
Las inquietudes y preocupaciones que tendrán mayor atención en la agenda de los líderes de América Latina el próximo año serán: la creciente desigualdad, el bajo crecimiento económico, la mala calidad educativa, la pobreza, el desempleo estructural y la corrupción, de acuerdo con el estudio Perspectivas de la Agenda Mundial 2014, del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).
 
Además de que preocupan eventos externos a la región que también podrían repercutirnos como la tensión social en Medio Oriente y África, la inacción ante los efectos del cambio climático y la falta de liderazgo.
 
Existe intranquilidad en torno a la desigualdad porque ésta genera protestas y levantamientos que terminan con la tranquilidad que había “en las calles”, es decir hay un impacto en la estabilidad social y amenaza la seguridad a escala global y la principal causa es que una gran parte de la población vive en la extrema pobreza, mientras que hay mucha gente de la clase media que deja esa condición para quedar en la miseria, explicó en el estudio, Helene D. Gayle, consejero del WEF.
El desempleo es visto por los más de mil 500 expertos de la Red de los Consejos de la Agenda Mundial del WEF, como un problema estructural, que mantiene a los jóvenes como las principales víctimas y que de no atenderse provocará mayor malestar social e incremento de las tasas de criminalidad, además de un deterioro del tejido social y estancamiento de las economías, aseguró Shibulal, miembro de dicha Red.
Los ataques cibernéticos son otra preocupación porque las páginas web de todas las compañías son susceptibles de ser violadas, además de que al estar muchas interconectadas el daño sería mayor, afirmó el consejero Jonathan Zittrain.
Se consideró el cambio climático porque en los últimos tres o cuatro años se presentaron fenómenos naturales que devastaron localidades, sin que se tomen las acciones necesarias y con la rapidez requerida para enfrentar las consecuencias, como utilizar cada vez más energías renovables, explicó la consejera, Christiana Figueres, en el documento.
Además de que se definió el decálogo de preocupaciones, entre las que también están intensificación de amenazas cibernéticas; confianza decreciente en las políticas económicas; crecimiento de la clase media asiática; atención a las megaciudades y rápida difusión de la desinformación en internet, se identificaron situaciones que podrían presentarse en el próximo año.
Como posibles acontecimientos a verse en los próximos 12 meses, están: las repercusiones de la extracción de gas, el fracaso de las instituciones democráticas, surgimiento de empresas multinacionales en mercados emergentes, entre otras más.
El WEF explicó que el mundo cambia más rápido que antes. Además de que todo lo que sucede en un lugar afecta otros porque estamos interconectados, algo que no se hubiera pensado una generación antes, por ello los tomadores de decisiones deben tener la capacidad para anticiparse a lo que pudiera presentarse.