Las tarjetas de crédito pierden popularidad en agosto
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las tarjetas de crédito pierden popularidad en agosto

COMPARTIR

···
Economía

Las tarjetas de crédito pierden popularidad en agosto

El crédito vía tarjetas de crédito aumentó 2 por ciento en términos reales durante el último año, de acuerdo con datos del Banco de México, el menor avance del renglón en poco más de año y medio.

Thamara Martínez
29/09/2017

El financiamiento concedido por la banca comercial a través de tarjetas de crédito observó un menor ritmo de crecimiento durante agosto. El freno en este segmento llevó a una moderación en la cartera de crédito al consumo, ya que los plásticos concentran cerca del 38 por ciento de este destino del crédito.

De acuerdo con información de Banco de México (Banxico), el crédito vía tarjetas de crédito aumentó 2 por ciento en términos reales durante el último año, que señala el menor avance del renglón en poco más de año y medio. Por ello el total de la cartera de crédito al consumo reportó un avance más lento, de 2.6 por ciento real anual.

Además de la moderación en el financiamiento a través de tarjetas, los créditos personales y los destinados a adquirir bienes de consumo duradero, como autos, muebles y electrodomésticos, también registraron tasas más bajas que las de los meses previos. Incluso los créditos de nómina registraron una reducción frente al año pasado.

Los créditos personales cerraron el mes con un alza de 5.5 por ciento anual, que destaca como el menor avance desde agosto de 2015. El financiamiento para la compra de bienes duraderos resultó 14.6 por ciento, que aunque sigue siendo un sólido avance, es el más bajo de los últimos 13 meses. Éste ha sido frenado por una ligera moderación en el crecimiento del crédito automotriz.

El lastre más importante para el crédito al consumo vino por parte de los créditos de nómina, cuya cartera cayó 2.1 por ciento en términos reales respecto a agosto de 2016.

La cartera de crédito de la banca comercial concedida al sector privado no bancario reportó en suma un incremento de 6.2 por ciento, la tasa más baja desde junio. Además de la menor expansión en el crédito al consumo esta cifra corresponde a una desaceleración en el crédito hipotecario, que con un alza de 2.7 por ciento anual reveló el crecimiento más bajo en casi siete años y medio.

Sólo el crédito empresarial observó una mejora al crecer 8.6 por ciento. Sobre todo por una mayor demanda de crédito desde el sector manufacturero y de servicios, aunque las bajas en minería y construcción persisten.

,,