Economía

Las quiebras son
los 'rivales' de Brasil

La quiebra de cientos de empresas brasileñas, así como el ingreso de otras a concurso mercantil son el resultado de una falta
de crecimiento de este país, el cual hace pocos años encabezaba
el furor por los países emergentes.
Atzayaelh Torres
11 junio 2014 23:14 Última actualización 12 junio 2014 5:0
Etiquetas
Brasil

Cientos de empresas brasileñas han quebrado. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Al cierre del año pasado 746 empresas quebraron en Brasil, superando los niveles de 2010 cuando se reportaron 732 casos, aunque aún por debajo de las 908 registradas en 2009, de acuerdo con el registro de la Superintendencia de Seguros Privados de aquel país (Susep, por sus siglas en portugués).

Adicionalmente, la dependencia dio cuenta que otras 876 empresas brasileñas entraron en concurso mercantil durante 2013, incluso por encima de los 670 reportados en 2009, lo que refleja un evidente debilitamiento del gigante de Sudamérica.

Al respecto, Bart Pattyn, presidente de la aseguradora de riesgo crediticio Coface para Latinoamérica, comentó que luego de que hace algunos años existiera una “excitación” por los países emergentes, encabezados por Brasil, esta nación ha decepcionado.

“Es un hecho que en los últimos dos años, dos años y medio, hemos visto una falta de crecimiento en la federación brasileña… en Brasil hay muchos retos estructurales, cuellos de botella que hoy en día no se han resuelto”, dijo.

El nivel de siniestralidad para Coface en Brasil alcanzó el 80 por ciento al cierre de 2013, lo que indica que las empresas en aquel país están alcanzando niveles de impago alarmantes.

“En promedio, las empresas brasileñas pagan tarde o no pagan. Esto no se puede generalizar sobre todo lo que hemos visto con nuestros clientes. Había relativamente pocos siniestros de impagos pero de importes muy grandes y la causa principal es que las grandes empresas brasileñas han entrado en una falta de liquidez”, explicó Pattyn.

Aunque el especialista estima que se trata más bien de una falta de crecimiento acelerado y no de una recesión, la falta de liquidez es preocupante.

Cabe destacar que a pesar de ser sede de la Copa del Mundo este año, no le alcanzará más que para un crecimiento económico de 1.7 por ciento, por debajo del 2.3 por ciento reportado el año pasado, estimó Coface.

La solución, expone el experto, estará enfocada a la reestructuración del país, al diseño de un nuevo modelo que le permita avanzar.