Economía

Lacker califica como transitorias las bajas lectura de inflación

12 febrero 2014 4:40 Última actualización 03 mayo 2013 13:41

[Bloomberg] La Fed aseguró que podría incrementar el ritmo de compra de bonos dependiendo. 


 
Reuters
 
Richmond.- Algunas mediciones de la inflación en Estados Unidos han permanecido "en la parte baja" pero aumentarán hacia la meta del 2% para el próximo año, dijo un importante funcionario de la Reserva Federal, minimizando el riesgo de deflación que podría garantizar más estímulo por parte de la Fed.
 
Jeffrey Lacker, presidente de la Fed de Richmond, también reconoció vientos en contra para la economía estadounidense, pero dijo que sigue esperando que el país crezca aproximadamente a su tasa de tendencia de alrededor del 2%.
 
"El reciente comportamiento de la inflación ha sido alentador", dijo en comentarios preparados para un almuerzo ofrecido por el capítulo de Richmond de la Asociación de Gestión de Riesgos.
 
"Las medidas de la inflación permanecen dentro de rangos consistentes con la estabilidad de precios, y las actuales bajas lecturas en algunos índices de inflación probablemente sean transitorias", agregó.
 
La medición preferida de la Fed de las presiones de precios enfrentadas por los consumidores, el índice de gastos personales de consumo (PCE por sus siglas en inglés), se desaceleró a 1.0% en marzo frente al mismo periodo del año pasado.
 
Esa fue la menor tasa en 3 años y medio y está muy por debajo de la meta de la Fed del 2%, generando especulación en los mercados financieros de que el banco central podría considerar incrementar su programa de compra de bonos desde su actual cifra de 85.000 millones de dólares mensuales.
 
De hecho, la Fed aseguró en su comunicado emitido tras su reunión de política monetaria que podría incrementar el ritmo de compra de bonos dependiendo del panorama para los precios y el empleo, aunque no alteró su lenguaje frente a la inflación.
 
También mantuvo las compras de bonos en 85,000 millones de dólares mensuales.
 
Lacker apuntó que el PCE ha promediado un 1.2% en los últimos cuatro trimestres y reconoció que eso estaba "en la parte baja de nuestra reciente experiencia". Pero afirmó que esperaba que la inflación subiera nuevamente hacia el 2% el próximo año.