Economía

La volatilidad en los mercados bursátiles sigue presente

12 febrero 2014 4:20 Última actualización 02 junio 2013 19:12

[Bloomberg] El mercado mexicano seguirá atado por completo a la tendencia de Nueva York. 


E. Hilario / A. Sandoval

Mal inicio de mes para los mercados bursátiles, la volatilidad sigue presente y es algo que sólo podrá disiparse con el tiempo.

Por eso mismo, los mercados hoy estarán atentos a la cifra de empleo en Estados Unidos, algunos la consideran crucial, pero otros dicen que solamente es un indicador más de corto plazo.

El Dow Jones sigue debatiéndose sobre niveles de 11 mil 500 puntos, se le ha complicado la ruptura de este nivel y más bien amenaza con probar el piso de 11 mil 350 unidades.

En México, el mercado seguirá atado por completo a la tendencia de Nueva York.

Tipo de cambio sin estímulos

Ya son varias las sesiones en las que el peso se mantiene sobre niveles de 12.35 unidades por dólar, parece que quiere consolidarse en esos rangos.

Para la semana siguiente no hay muchos alicientes para que la moneda nacional se comporte mejor, salvo que se eleven los flujos del exterior al mercado mexicano.

En México

Analistas recortaron su estimado este año para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México, a 3.81 por ciento desde el 4.24 por ciento previo, el menor nivel en ocho meses.

La economía mexicana se desaceleró en el segundo trimestre, en línea con su mayor socio comercial Estados Unidos, por lo que varios analistas habían comenzado a recortar sus proyecciones.

A mediados de agosto, el Banco de México redujo sus pronósticos para la expansión del PIB de 2011 a un rango de 3.8 a 4.8 por ciento, desde una estimación previa de entre 4.0 y 5.0 por ciento.

Según un sondeo del Banco de México, los analistas también recortaron levemente su pronóstico para la inflación del país al cierre de 2011, a 3.52 desde el 3.54 por ciento previo.

En Estados Unidos

El presidente estadunidense, Barack Obama, recortó sus estimaciones para el crecimiento económico de la Unión Americana, pero proyectó menores déficits fiscales en los próximos años.

El mandatario, que debe reducir el desempleo para mejorar sus posibilidades de ser reelecto en 2012, dará un discurso clave la próxima semana sobre sus planes para reactivar el mercado laboral.

En su revisión de mediados de año, la Casa Blanca proyectó una expansión económica de 1.7 por ciento para el año fiscal 2011 y de 2.6 por ciento para el 2012.

La Casa Blanca, asimismo, revisó a la baja su previsión de déficit presupuestario para el Estado federal, a 8.8 por ciento del Producto Interno Bruto para 2011 y a 6.1 por ciento para 2012.

La Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca (OMB) también informó que la tasa de desempleo caerá a 8.2 por ciento en promedio en el cuarto trimestre de 2012, cuando se realicen las elecciones presidencial y legislativa, o bien 0.9 puntos porcentuales menos que en julio de 2011.

Según el ejecutivo, el déficit presupuestario de Estados Unidos alcanzará 1.32 billones de dólares en el ejercicio 2011 (que finaliza el 30 de setiembre), 20 por ciento menos que el déficit récord estimado en febrero.

El déficit bajará en 2012 de la barra de 1.0 billón de dólares por primera vez en cuatro años y se situará en 956 mil millones, indican las nuevas previsiones de la Casa Blanca. Había alcanzado 1.29 billones de dólares en 2010, equivalentes a 8.9 por ciento del PIB.

La OMB explicó que la mejoría del déficit proyectado para 2011 deriva "tanto de ingresos mayores que los previstos como de gastos menores que los estimados".

Para 2012, los cálculos tienen en cuenta la "ley de control de presupuesto", es decir, el compromiso alcanzado por el Congreso que permitió elevar el límite de la deuda pública estadunidense a cambio de un compromiso sobre la reducción de los gastos.
 
Información proporcionada por Finsat.