Economía
entrevista
Salvador Abascal, cofundador de Alta Servicios Financieros

“La supervisión se hizo más exhaustiva para todos”

Tras el escándalo de Ficrea, la revisión que hizo la CNBV a las Sofipos del país fue exhaustiva, enfatizó Salvador Abascal, quien señaló que para aquellas vinculadas con alguna Sofom fue aún más meticulosa para así evitar condiciones como las que no fueron supervisadas en el pasado.
Yuridia Torres
03 agosto 2015 23:29 Última actualización 04 agosto 2015 5:5
Salvador Abascal

Alta Financiera no ha perdido clientes pero no ha podido sumar más, señaló su cofundador.  (Eladio Ortiz)

Alta Financiera, la Sofipo que durante meses estuvo catalogada como la siguiente Ficrea se defiende y dice que en el sector financiero se satanizan las altas tasas de rendimientos. No es algo bien visto, a pesar de que sí es viable, que otorguen intereses altos a sus clientes, afirma Salvador Abascal.

El cofundador de Alta Servicios Financieros, sociedad asesorada por la competencia del The Grameen Bank en Bangladesh, ASA Endeavour Microfinance, destacó que tuvieron que bajar sus tasas por recomendaciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Bajar la tasa no fue el único impacto que la Sofipo tuvo que enfrentar, ante la afectación reputacional que enfrentó, dejaron de captar nuevos clientes en el segmento de ahorro.

___ En estos momentos, ¿Cómo se posiciona frente a la competencia Alta Financiera?
___ En términos de tasa, estamos a la mitad, tenemos competidores más caros y más baratos. Estamos todos en el mismo nivel, lo que sí nos distingue es la parte del crédito productivo e individual. Existen instituciones que su prioridad es el financiamiento grupal y la tendencia en el mundo es que se vuelva individual.

Muchos de nuestros acreditados son ex Compartamos o ex grupales porque se cansan, es un gran modelo para comenzar, pero no para continuar porque después de dos o tres rondas las acreditadas de grupal se cansan y buscan otras alternativas.

___ ¿Cuál es el modelo de negocios de Alta Servicios Financieros?
___ Microcrédito productivo e individual, nada más.

___ ¿A qué tasa de interés prestan?
___ Nosotros aproximadamente tenemos tasas de 8 por ciento mensual y el 80 por ciento de la tasa de interés es para pagar los salarios del personal de la sucursal, tenemos una nómina fija de algunos 60 mil pesos mensuales. El crédito promedio es de 4 mil pesos y nuestro saldo promedio por acreditado es de 2 mil pesos.

Prácticamente todo el ingreso que viene de intereses se va al pago de salarios. Nuestras mejores sucursales tienen una cartera de 4 millones de pesos, y ahí se emplean unas 8 o 10 personas. Cualquier sucursal de un banco, como Banamex emplea a 10, 12 o 15 personas con una cartera de 250 o 400 millones de pesos.

___ Tomando en cuenta el impacto del fraude de Ficrea, en captación de cliente, ¿qué movimientos han registrado?
___ En la parte activa, que es la colocación de créditos seguimos teniendo un buen desempeño, ese es el motor del negocio y seguimos avanzando. En la parte pasiva que es la parte de los pagarés nos hemos desacelerado, hemos tenido que buscar otras fuentes de financiamientos para poder seguir llevando este recurso a las comunidades y los pueblos en los que operamos y que ha sido intenso porque hay una condición muy singular, al principio se dice que existe una satanización de las tasas, sí pagas una buena tasa, es que entonces tiene qué haber algo más.

Nosotros cobramos una tasa del 8 por ciento, de esa tasa el 80 por ciento, o sea 6.4 por ciento se nos va en puros salarios, ahora nuestro costo de financiamiento para conseguir ese dinero es de aproximadamente entre el 14 y 18 por ciento en una institución bancaria, entonces si yo hago un pagaré para recibir una inversión al 12 por ciento, en teoría es alto comparado con el del sector financiero, pero es bajo comparado con lo que nos cuesta en cualquier otra ventanilla.

Este producto del 12 por ciento ya no está disponible, lo estuvo hasta el año pasado, cuando lo teníamos, podía ser que de las instituciones financieras fuésemos la tasa más agresiva, entonces se decía: no suena tan bien, qué debes de tener adentro para tener una tasa del 12. Pero ese 12 nos sale barato porque para conseguir ese recurso cuesta por lo menos 14, 15 o 16 por ciento con un banco.

Fue así como nos dijeron: bájale porque se ve muy mal. Le bajamos, pero entonces eso ya no se mueve, porque habíamos generado una expectativa del 12 y era bueno y si le disminuimos se vuelve menos atractivo porque la gente lo que quiere es una prima por riesgo.
Entonces, si damos el premio mal porque es alto, o porque tiene percepción de riesgo y si no damos el premio, entonces también mal porque no somos lo suficientemente competitivos con la prima del riesgo, nos encontramos a la mitad.

Nosotros no recibimos una presión legal porque no hay una regulación que nos obligue a decir sí hay un tope de tasas, pero la presión social de decir, la tasa está muy cara, muy alta entonces y no se ve bien, nos llevó a pegarle a la tasa.

Por otro lado, sí recibimos recomendaciones de parte de la autoridad. Nos dijeron que entendían que no nos pueden obligar y no estábamos haciendo nada indebido, pero que no nos convenía mantenernos en ese tipo de tasa. Nos hemos llevado bien con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, los veo como aliados que entienden lo que estamos haciendo.

___¿En cuánto tuvieron que bajar su tasa de rendimiento?
___La más alta está en 9.9 que es el pagaré a 12 meses. Nuestro producto se llamada 12 -12, lo desaparecimos porque era mal visto. Lo quitamos por presión el 31 de diciembre o los primeras semanas del año. Lo estuvimos ofreciendo todo el año pasado, pero lo quitamos porque se veía mal y porque se satanizó una buena tasa.

___¿Y está satanización se derivó del caso Ficrea?
___Es muy triste y es lo que creo que no hemos podido explicar bien las Sofipos. Las instituciones deberían estar muy contentas de que se les ofrezca algo competitivo al ahorrador final, algo que este por arriba de su inflación personal.

___¿Qué tipo de investigación o supervisión les realizó la CNBV?
___Primero, hubo una vinculación muy singular que se identificó en el caso Ficrea, que es cuando en el mismo grupo económico existe una Sofom. De las 44 Sofipos que operábamos en ese momento, 26 teníamos alguna vinculación con alguna Sofom, es decir la mayoría, es algo muy regular y porque muchos migramos de ser Sofom a ser Sofipos.

La revisión fue para todos, primero la supervisión se hizo más exhaustiva para todos, lo cual aplaudimos. Para los que teníamos alguna vinculación con una Sofom, la revisión fue doble o triple, porque sí quisieron extremar precauciones, están en su derecho. A todas nos revisaron exhaustivamente en términos de decir: cómo está la relación con la Sofom para evitar condiciones como las que no se supervisaron en el pasado.

¿Perdieron clientes a raíz del fraude de Ficrea?
___En general han sido leales, pero más que nada, hemos dejado de recibir nuevos clientes, la gente que ya nos conoce se sienten cómodos, pero los nuevos dicen que se van a esperar, no nos dicen que no pero tampoco dicen que si.

___Después de la presión social o reputacional, ¿cómo convencieron a sus clientes de que ustedes no son los próximos Ficrea?
___Hablando con todos, explicando, no es que seamos perfectos y tenemos muchas áreas de oportunidad. Entrando en un esfuerzo de trabajo de decir, no es a todas luces improcedente la comparación de nosotros con cualquier otro, a ver nuestro crédito promedio de 4 mil pesos.

Las instituciones deberían estar muy contentas de que se les ofrezca algo competitivo al ahorrador final, algo que este por arriba de su inflación personal