Economía

La percepción sobre un país influye en sus exportaciones, revela un estudio

De acuerdo con un estudio de la Universidad de California Berkeley como te ven te compran, pues países con mayor atractivo o Poder Blando, como Alemania, tienden a reportar más exportaciones en el mercado global.
Leticia Hernández
22 febrero 2016 15:29 Última actualización 22 febrero 2016 15:35
Los sauditas necesitan un alto nivel de producción para sostener su red de exportaciones, así como a su industria petroquímica y a sus refinerías. (Bloomerbg)

Los sauditas necesitan un alto nivel de producción para sostener su red de exportaciones, así como a su industria petroquímica y a sus refinerías. (Bloomerbg)

Activos de la cultura pop estadounidense como Star Wars, Taylor Swift o la NBA, no sólo contribuyen al aumento gradual del atractivo americano, ellos también incrementan la demanda de bienes de este país en el extranjero.

Un estudio de la Universidad de California Berkeley demuestra que países admirados por lo que se conoce como su “Poder Blando” o “soft power”, tienden a vender más exportaciones en el mercado global.

“Los países siembre están preocupados sobre su imagen, pero el poder blando tiene una rentabilidad comercial muy tangible. Alemania es un país muy admirado y una potencia exportadora; Corea del Norte e Irán son los estados parias y ambos tienen dificultades para exportar bienes”, expone Andrew Rose, autor del estudio y profesor de la Haas School of Business de la Universidad de California Berkeley.


En su trabajo “Te gusto, cómprame”, estudia el efecto del Poder Blando en las exportaciones. Tomó el periodo del 2006 al 2013 y encontró que un incremento neto del 1 por ciento en poder blando eleva las exportaciones cerca de 0.8 por ciento. “Esta capacidad de respuesta significa que el retorno monetario del poder blando puede ser inmenso”, señala.

Entre las naciones, Estados Unidos se ve típicamente como el poseedor del mayor poder blando, aunque las percepciones varían mucho de un país a otro y también cambian con el tiempo.

La percepción positiva mexicana de Estados Unidos aumentó del 10 por ciento en 2006 al 41 por ciento en 2013. Durante el mismo período, la percepción positiva francesa aumentó del 25 por ciento al 52 por ciento, mientras que los brasileños aumentó del 33 al 59 por ciento.

Del mismo modo, durante los mismos siete años, las opiniones positivas de China disminuyeron sustancialmente en España y Alemania, sin dejar de ser más o menos constante en Indonesia y Kenia. Las opiniones negativas hacia China aumentaron más en Rusia y Brasil.

Por otra parte, los países-Irán, Corea del Norte, Pakistán, y peor valorados han Israel-también vio un menor número de exportaciones que lo harían si tuvieran una influencia más positiva en el mundo, según el análisis de Rose.

“Mis resultados muestran que el comportamiento global percibido como el mejor o el peor tiene un efecto material en las exportaciones; los países admirados o rechazados por otros recogen un beneficio o un costo económico directo, incluso sin ninguna intervención organizada formal”, expone el académico en su reporte.

: