Economía

La nueva tecnología que te permitirá ahorrar en el consumo eléctrico

Los medidores que instalará la CFE tienen como objetivo no sólo tener un mayor detalle del consumo de electricidad en cada vivienda, sino también reducir a la mitad los robos de energía que hoy son del 7 por ciento a nivel nacional y de 17 por ciento en el Valle de México.
Sergio Meana
06 julio 2015 23:59 Última actualización 07 julio 2015 5:5
medidor

Reducir los robos de electricidad y el ahorro de energía son los objetivos de los nuevos medidores que instalará la CFE. (Braulio Tenorio)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los más de siete millones de medidores que instalará la CFE en el país permitirán tener un detalle mucho mayor de cuánto consume usted de electricidad entre, por ejemplo, las 8 de la mañana y las tres de la tarde.

¿De qué sirve esto? De que si usted no consume nada de electricidad en ese horario la CFE lo sabrá y le podrá hacer una oferta en la que usted instalará contactos inteligentes en su refrigerador o electrodomésticos los cuales interrumpirán la carga eléctrica a estos aparatos y así consumirá menos luz.

“Si tú firmas un contrato de ahorro de energía y yo sé que entre las 8 y las 3 de la tarde tu refrigerador no lo prendes –no tiene que estar conectado todo el día, porque si no lo abres no se descongela–, te doy ese contacto inteligente, te lo vendo, o te lo regalo como parte de CFE.

“Tú me das ese contrato y me das permiso que cuando yo necesite te desconecto el refrigerador nada más entre esas horas, y te doy una tarifa preferente y me ayudas a mí a rebalancear mi carga”, indicó Roberto De la Mora, director de nuevos proyectos de Hola Innovación, empresa que instala estos nuevos medidores en el Valle de México.


Por ejemplo, un refrigerador que consuma 50 kilowatts hora (KWh) al bimestre. Con una tarifa de 3.38 pesos por KWh de la tarifa Doméstica de Alto Consumo cuesta cerca de 170 pesos tener el refrigerador prendido todo el tiempo.

Lo que significa que diario el refrigerador cuesta 5.6 pesos y por hora 23 centavos, por lo que desconectarlo ocho horas diario significaría una reducción de 112 pesos al bimestre o 670 pesos anuales.

Además el consumo se podrá revisar en tiempo real por lo que si usted vive en alguna zonas de altas temperaturas veraniegas como el norte del país o el occidente, ahora ya tendrá la posibilidad de ver cuánto incrementa su tarifa con el aire condicionado.

“A mí el mes pasado me llegó un recibo de luz, puse un aire acondicionado en mi habitación y todo el verano hace mucho calor en Guadalajara y pagué cuatro veces más. De hecho me subí de tarifa dos veces, pero no sabía que me estaba pasando, me enteré hasta que me llegó el recibo. Si me hubiera enterado que me estaba pasando, le hubiera bajado”, describió De la Mora.

Otro de los principales objetivos de estos medidores es que la CFE reduzca sus pérdidas no técnicas, es decir robos, en cerca de la mitad. Hoy son del 7 por ciento a nivel nacional y de 17 por ciento en el Valle de México.

Esto se hará debido a que los medidores permiten un mucho mayor detalle de en dónde se está consumiendo más electricidad de lo que se cobra.

“Los medidores que estamos poniendo permiten ahorrar y encontrar fallas en las pérdidas no técnicas, porque puedes de manera muy fácil decir ‘estoy entregando tantos kilowatts desde el área de distribución y estoy recibiendo tanto de cobro’ y hoy no pueden hacer eso. Lo pueden hacer al nivel de la fuga, ‘está pasando entre este medidor y este medidor’”, explicó De La Mora.

CON ENERGÍA SOLAR
Los aparatos permiten vender energía a la CFE a través del aprovechamiento del sol.

“Lo que la CFE te permite hacer con estas cosas es detectar que tú tienes un influjo de energía adicional y pactar contigo un precio por kilowatt y comprártela y entonces te lo abonan al recibo de luz y entonces en lugar de llegarte un recibo te llega un cheque”, dijo De la Mora.

De ello se encargan diversas empresas de paneles solares que hoy ya están vendiendo sus servicios principalmente a casas con la tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC) en nuevos desarrollos en la zona de Santa Fe, por ejemplo.

Estas empresas, la mayoría de las cuales están agrupadas en la Asociación Nacional de Energía Solar o en la ASOLMEX, se encargan de toda la instalación de los paneles y de los contratos de energía con la CFE para que se le descuente lo que genera en su techo.

Esto se hace a través de los nuevos medidores, pues tienen la facultad de que en vez de girar siempre en la misma dirección que aumentó el indicador de consumo eléctrico y por tanto el recibo, giran en la dirección opuesta cuando los paneles generan electricidad.

En promedio se colocan entre seis y 10 paneles, un promedio de ocho receptores de energía solar por casa, los cuales buscan generar la misma energía que se consume, en promedio 500 kilowatts al bimestre, para que el recibo llegue en ceros.

En caso de ser mayor la generación al consumo, se busca la forma de abonarlo a facturas posteriores o incluso ya tener contratos con la CFE.

cfe_web_01” title=“cfe_web_01” /></div>
<div id=