Economía

La minera que quiere poner a los rubíes de moda

Gemfields, empresa dedicada a la extracción de gemas de color, ha conquistado el 20 por ciento del mercado mundial de las esmeradas, por lo que planea repetir ese porcentaje con los rubíes, piedra que tiene un potencial sólido de crecimiento, afirmó Ian Harebottle, presidente de la compañía.
Bloomberg
17 abril 2015 17:50 Última actualización 18 abril 2015 5:0
rubíes

(Tomado de www.facebook.com/Gemfields)

Ian Harebottle, que hizo carrera con la extracción de gemas de color, tiene una esmeralda del tamaño de una piña guardada en una caja fuerte. No ha vendido esa piedra verde brillante única porque es tan rara que nadie sabe cuánto vale.

Bienvenidos al loco mundo de las gemas de color, donde la abundancia puede significar precios más altos y la escasez hace que las piedras espectaculares sean imposibles de comercializar. Se trata de un negocio muy distinto del de los diamantes, la piedra preciosa más popular del mundo, que se negocia en un mercado mundial líquido en el que la fijación de los precios es un proceso relativamente transparente.

En el caso de las gemas de color, los precios a menudo aumentan con la oferta
en tanto los joyeros adquieren suficientes existencias para justificar comercializar las piedras a los clientes. Veamos lo que ocurre con las esmeraldas: su valor se apreció mil por ciento en cinco años conforme la empresa de Harebottle, Gemfields Plc, y sus pares ampliaron sus minas y las campañas de marketing protagonizadas por la estrella de Hollywood Mila Kunis impulsaron la demanda.

1
 

 

esmeralda


Ahora Harebottle quiere hacer el mismo juego con los rubíes. La mina de Gemfields en Montepuez, Mozambique, que, según los cálculos, podría contener el 40 por ciento de las existencias mundiales conocidas de estas piedras rojo oscuro, podría triplicar su producción respecto de los 88 millones de quilates previstos para este año, según el ejecutivo.

Los beneficios potenciales son impresionantes. En su primera subasta en Singapur en diciembre pasado, Gemfields vendió rubíes de alta calidad por un promedio de 689 dólares el quilate, eclipsando los 66 dólares el quilate de las esmeraldas comparables. El aumento de la producción se ve apuntalado por el crecimiento de la demanda en China, donde el color rojo simboliza la prosperidad, la salud y la riqueza, lo que hace de los rubíes una inversión auspiciosa.

1
 

 

rubíes


DUPLICAR LOS PRECIOS
“Con los rubíes, existe un potencial de aumento bastante sólido”, dijo Harebottle, que es máximo responsable ejecutivo de Gemfields desde 2009 y estuvo al mando durante un salto de once veces en el precio de las acciones en ese período. “En los próximos dos años, deberíamos poder duplicar” los precios.

Su compañía, que ha conquistado el 20 por ciento del mercado de las esmeraldas hasta convertirse en el mayor productor, planea replicar esa cuota en los rubíes. La subasta de diciembre generó ingresos de 43.3 millones de dólares luego de que los rubíes de Gemfields se vendieran al precio más alto de cualquiera de sus ventas. Ese impulso a esta industria fragmentada, que en gran medida es abastecida por empresas independientes de Colombia a Birmania, muestra el impacto que tiene el aumento de la producción.

“Esperamos que Gemfields repita con los rubíes el éxito logrado al poner orden en el precio de las esmeraldas”, señaló Investec Plc. “La mina de rubíes de Montepuez figurará entre los mejores descubrimientos de África en décadas”.