Economía

La inflación de Japón disminuye en octubre

Por tercer mes consecutivo la inflación de Japón se desaceleró en octubre debido a los menores precios del petróleo, mientras que la producción industrial aumentó inesperadamente en octubre.
Reuters
28 noviembre 2014 0:50 Última actualización 28 noviembre 2014 0:50
Shanghái Composite

Shanghái Composite. (Bloomberg)

TOKIO.- La inflación subyacente anual al consumidor de Japón se desaceleró por tercer mes sucesivo en octubre debido a los menores precios del petróleo, subrayando el pesimismo económico que enfrenta el primer ministro Shinzo Abe mientras busca otro mandato para implementar su plan de recuperación económica.

La producción industrial aumentó inesperadamente en octubre, lo que sugiere que las compañías han reducido los inventarios de bienes no vendidos que acumularon después de que el aumento de impuesto a las ventas de abril provocó una recesión.

Abe podría conseguir de algo de tranquilidad de los datos del sector manufactureros y el gasto familiar, pero aún hay dudas de que sus políticas llamadas "Abenomics" hayan hecho lo suficiente para mejorar la economía antes de la elección del 14 de diciembre.

"La inflación podría seguir desacelerándose debido a que los precios del petróleo están cayendo", dijo Hidenobu Tokuda, economista de alto rango del Instituto de Investigación Mizuho. "Otros datos muestran que la economía se está recuperando, pero esto no se debe realmente a las políticas de Abe", agregó.

El índice subyacente de precios al consumidor (IPC), que excluye los precios volátiles de los alimentos frescos pero incluye a los productos del petróleo, subió un 2.9 por ciento interanual en octubre. Eso estuvo en línea con la estimación promedio de economistas y fue inferior al alza de un 3.0 por ciento anual del mes anterior.

Excluyendo los efectos del alza de impuestos de abril, la inflación se estimó en un 0.9 por ciento, menos que la mitad de la meta del BOJ de un 2 por ciento, un nivel que los inversores consideran será imposible de lograr el próximo año.

Los analistas siguen escépticos de la opinión del BOJ de que la inflación se acelerará a un 2 por ciento en el año fiscal que comienza en abril del 2015, gracias a un mercado laboral más sólido y una economía que se aproximaría más a su producción potencial.

La tasa de desempleo de Japón cayó a un 3.5 por ciento desde un 3,6 por ciento en septiembre, mientras que la tasa de empleos a postulantes creció a un 1.10 por ciento, igualando niveles que no se veían en 22 años.

El gasto de las familias cayó un 4.0 por ciento en el año a octubre, en su séptimo descenso mensual consecutivo, por debajo de la caída de un 5.6 por ciento anual del mes anterior.

Algunos analistas dicen que la debilidad del yen, provocada por la sorpresiva expansión del programa de alivio cuantitativo del BOJ el 31 de octubre, hará subir los precios, pero con una demora de varios meses.

Los datos del Ministerio de Comercio mostraron que la producción industrial subió un 0.2 por ciento en octubre frente al mes previo. Las manufactureras consultadas por el ministerio esperan que la producción crezca un 2.3 por ciento en noviembre y un 0.4 por ciento en diciembre.

Datos separados mostraron que las ventas minoristas crecieron un 1.4 por ciento en el año a octubre, superando el aumento de un 1.2 por ciento que esperaban economistas.