Economía

La Fed podría seguir en compás de espera

12 febrero 2014 4:26 Última actualización 17 junio 2013 9:31

[Bloomberg]  


 
Esteban Rojas H
 
 
El comportamiento de los mercados presenta señales encontradas con respecto al próximo paso que podría dar la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), lo que ha obligado a algunos participantes a mantener una postura defensiva, hasta no conocer el contenido del anuncio de política monetaria.
 
El dólar ha caído más de 4.0% frente a una canasta de 6 divisas referenciales desde el pasado 28 de mayo a la fecha. Este comportamiento no es congruente con un posible retiro de los estímulos monetarios. Una disminución en la compra de bonos por parte de la Fed, se debería traducir en una menor oferta de dólares.
 
En caso de que el mercado de cambios estuviera adelantando un viraje en la política monetaria, la cotización del dólar estaría al alza en el mercado internacional y no a la baja, como sucede en la actualidad.
 
Contrastando con lo ocurrido con el billete verde, tenemos que la tasa de interés del bono líder del tesoro norteamericano a 10 años presenta una marcada tendencia de alza, al haberse incrementado en alrededor de 50 puntos base en menos de mes y medio.
 
El alza en las tasas de interés se puede interpretar como que el mercado está haciéndole el trabajo sucio a la Fed, al anticipar el retiro de algunos estímulos monetarios.
 
De esta manera, las tasas en el mercado secundario han abandonado sus mínimos históricos, en tanto que la tasa de referencia de la Fed sigue anclada en un nivel sin precedente.
 
La Fed deberá de tener especial cuidado para calibrar el momento en que deberá retirar los apoyos, dado que una decisión apresurada puede llevar a un aumento en tasas de interés que descarrile a la todavía incipiente recuperación económica.
 
Los últimos datos económicos publicados en los Estados Unidos señalan la existencia de claroscuros que pueden evitar que la Fed meta freno a la política monetaria expansionista en su reunión de dos días en la presente semana. No obstante, puede seguir preparando el terreno para posteriores modificaciones.
 
En el plano interno, es posible que en la subasta primaria de valores gubernamentales, a efectuarse el martes, persista un sesgo al alza en las tasas de interés de largo plazo.
 
La tasa del bono M a 5 años, con vencimiento en junio del 2017, probablemente pueda incrementarse en alrededor de 0.48 puntos. En tanto que los Udibonos 10 años, posiblemente su tasa se eleve en cerca de 0.43 puntos, debido a que todavía persisten ciertas dudas en cuanto a la velocidad de la caída esperada en dinamismo de la inflación.
 
El rendimiento de los Cetes podría presentar un moderado comportamiento a la baja, sobre todo en los plazos de 91 y 174 días.
 
Finalmente, Banxico llevará a cabo su segunda subasta extraordinaria de cetes con objetivo de regulación monetaria, encaminada a recoger parte de la liquidez generada por el pago de cupones de instrumentos de largo plazo.