La falta de identificación única, el problema de la banca para enfrentar el robo de identidad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La falta de identificación única, el problema de la banca para enfrentar el robo de identidad

COMPARTIR

···
Economía

La falta de identificación única, el problema de la banca para enfrentar el robo de identidad

México es el único país del G20 que no cuenta con una cédula de identidad única, lo que limita a los bancos a tener certeza cuando trata de identificar a las personas que usan los servicios financieros.

Jeanette Leyva
17/09/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La entrada en vigor de las disposiciones para prevenir el robo de identidad en la banca por medio de la obtención de datos biométricos para validar la identidad del solicitante de crédito enfrenta un problema: la falta de una identificación oficial en México.

“No tenemos una identificación oficial, o un número de identificación para la ciudadanía en general, entonces lo que estamos haciendo aquí es, a mi juicio, utilizar la mejor base de datos que existe, en términos de su confiabilidad, para identificar a las personas, y eso entonces va a hacer que por lo menos tengamos más certeza que la gente que está utilizando los servicios financieros, sea la persona que dice”, dijo Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

México es el único país dentro del G20 que no tiene una identificación o cédula de identidad única.

La regulación vigente desde el 29 de agosto de 2017 establece la obligación para los bancos de validar con los registros del INE la huella digital del solicitante, de manera previa a la contratación de productos y servicios, o a la realización de algunas operaciones en ventanilla.

En el caso de nuevas contrataciones, la regulación prevé el uso de otras identificaciones para los casos en los que no se cuente con credencial para votar. Una opción es la presentación de dos documentos oficiales reconocidos por la Secretaría de Hacienda, o bien, el pasaporte, más otro documento oficial.

Sin embargo, la Ley de Instituciones de Crédito establece una gran variedad de identificaciones que pueden ser aceptadas por los bancos para validar al usuario, por lo que González reconoció que esto tendría que ser cambiado para dejar únicamente aquellas que tienen recolección de datos biométricos.

En la ley, además de la credencial para votar, el pasaporte y la cartilla militar, se encuentran la cédula profesional, el certificado de matrícula consular, la tarjeta única de identidad militar, la tarjeta de afiliación al INAPAM, las credenciales y carnets expedidos por el IMSS, la licencia para conducir, entre otras.

,,