Economía

La economía de Alemania se desaceleraría luego del 1T más sólido en 3 años

El Producto Interno Bruto alemán creció 0.8% de enero a marzo, el doble respecto al último trimestre de 2013. El crecimiento fue apoyado por un clima invernal más suave que lo previsto.
Reuters
23 mayo 2014 9:6 Última actualización 23 mayo 2014 9:25
 [Bloomberg] La tasa de desempleo de Alemania se mantuvo estable en un 6.9% en diciembre del 2012, con 2,942 millones de personas sin trabajo. 

Alemania fue el motor del crecimiento de la economía de la zona euro. (Bloomberg)

BERLÍN.- La economía de Alemania creció a su tasa más acelerada en tres años durante el primer trimestre, impulsada por factores domésticos, mientras que un indicador clave de confianza mostró que la expansión en la mayor economía de Europa se desaceleraría para el segundo tercio del año.

Una sólida inversión y el fuerte gasto de los consumidores llevó a la economía alemana a marcar un crecimiento desestacionalizado del Producto Interno Bruto (PIB) de 0.8 por ciento en el trimestre de enero a marzo, según informó la Oficina Federal de Estadística de Alemania.

La cifra fue el doble del porcentaje del trimestre final del año pasado e implica que Alemania fue el motor del crecimiento de la economía de la zona euro.



El crecimiento fue apoyado por un clima invernal más suave que lo previsto, que implicó un adelanto en el repunte que se produce en primavera.

Sin embargo, las exportaciones, tradicionalmente la columna vertebral de la economía alemana, lastraron al crecimiento.

"El ímpetu positivo provino exclusivamente de dentro del país, en una comparación entre trimestres", dijo la oficina de estadísticas alemana.

Los economistas y el gobierno prevén que la expansión se desacelerará tras un primer trimestre fuerte. Las autoridades esperan que la economía crezca 1.8 por ciento este año, inferior a la tasa de 2.5 por ciento interanual del primer trimestre.

El índice de confianza empresarial del instituto de investigación alemán Ifo también apuntó a una tasa de crecimiento reducida, con una baja a 110.4 desde 111.2 en abril.

Con el declive, el índice tocó en mayo su nivel más bajo en 2014, e incumplió los pronósticos de un sondeo entre 42 economistas por una caída a 110.9.

En el primer trimestre, la inversión en instalaciones y equipo en Alemania creció 3.3 por ciento, su nivel más alto en tres años y medio, mientras que la inversión en construcción subió 3.6 por ciento, registrando su mayor expansión trimestral en tres años.

La demanda interna añadió 1.7 puntos porcentuales al PIB en el primer trimestre, mientras que el comercio exterior restó 0.9 puntos porcentuales al crecimiento.