Economía

Economía de EU podría crecer más de 3.0% este año: NABE

En los siguientes 2 años mejorarán las condiciones del empleo, el consumo y la vivienda, por lo que es previsible que la Fed ponga fin a su compra de deuda este otoño o antes, según una encuesta de la Asociación Nacional de Economistas Empresariales.
AP
24 marzo 2014 11:22 Última actualización 24 marzo 2014 13:2
[La desaceleración del gasto del consumidor apunta a un debilidad subyacente en la economía de EU. / Bloomberg / Archivo]  

Especialistas esperan que el gasto del consumidor aumente 2.6 por ciento en 2014. (Bloomberg/Archivo)

WASHINGTON, DC.- Considerando que el ritmo del crecimiento económico del país se acelerará más adelante durante el año y en el siguiente, muchos economistas empresariales esperan que la Reserva Federal ponga fin a su programa de adquisición de deuda este otoño o incluso antes.

El consenso de 48 economistas encuestados por la Asociación Nacional de Economistas Empresariales (NABE) es que aunque el crecimiento en el primer trimestre fuera débil, de una tasa anualizada de 1.9 por ciento, podría superar 3.0 por ciento al final del año. El reporte de la NABE, publicado el lunes, cubrió una encuesta realizada del 19 de febrero al 5 de marzo.

Su pronóstico de un crecimiento promedio de 2.8 por ciento este año es mejor que el 2.5 por ciento calculado en diciembre. Los encuestados esperan ahora que el gasto del consumidor aumente 2.6 por ciento en 2014, en vez de 2.4 por ciento, mientras que calculan que el alza de los salarios por hora sea mayor que la inflación. Se prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) repunte un promedio de 3.1 por ciento en 2015.



"Se espera que mejoren en los próximos dos años las condiciones en varias áreas —empleo, consumo y mercado de la vivienda— mientras que la inflación seguirá bajo control", dijo en un comunicado el presidente de la NABE, Jack Kleinhenz, economista en jefe de la Federación Nacional de Minoristas.

Dado el más fuerte pronóstico de crecimiento, 57 por ciento de los economistas encuestados creen que la Reserva Federal (Fed) terminará su programa de compra de deuda en el cuarto trimestre, como ha dado señales el Banco Central. Otro 25 por ciento piensa que ocurrirá incluso antes, aunque 17 por ciento piensan que la Fed seguirá adquiriendo deuda hasta 2015.

La Fed ha estado comprando deuda durante los últimos años con la intención de mantener bajas las tasas de interés a largo plazo y estimular el gasto y el crecimiento económico. Ahora que la economía está mejorando lenta, pero sostenidamente, ha reducido el monto de esas compras.

En cada una de sus últimas tres reuniones para revisar su política, el Banco Central estadounidense redujo la compra de deuda en 10 mil millones de dólares, al ritmo actual de 55 mil millones mensuales. Restan seis reuniones en 2014.

Una tercera parte de los encuestados dijeron que la Fed podría incluso aumentar este año las tasas de interés a corto plazo, aunque más de la mitad piensan que no sucederá hasta el próximo año.

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, dijo el miércoles pasado que en momentos que el mercado laboral sigue débil, el banco tiene la intención de mantener las tasas de interés a corto plazo cerca de cero durante un tiempo "considerable" y las incrementaría sólo gradualmente.

Señaló además que la Fed no actuará únicamente considerando la tasa de desempleo, que según Yellen exagera la salud del mercado laboral y de la economía.

Yellen pareció sobresaltar a los inversionistas la semana pasada cuando trató de aclarar el cronograma de la Fed para aumentar la tasa a corto plazo y sugirió que la Fed podría comenzar en seis meses a reducir la compra mensual de deuda. Eso significaría que la tasa podría aumentar a mediados de 2015.

Un alza de la tasa de interés a corto plazo eleva los costos de endeudamiento y podría afectar los precios de las acciones, que cayeron después de la mención del plazo de seis meses por parte de Yellen. Ese día, el promedio industrial Dow Jones terminó con una pérdida de más de 100 puntos.