Economía

La contaminación costará el 1% del PIB mundial en el 2060: OCDE

Los costos anuales de salud relacionados con el aumento de la contaminación del aire se elevarán a 176 mil millones de dólares en 2060 desde 21 mil millones en 2015, de acuerdo con informe de la OCDE. 
Leticia Hernández
09 junio 2016 10:37 Última actualización 09 junio 2016 11:24
Contaminación

La contaminación del aire causó más de 3 millones de muertes prematuras en 2010, con las personas de edad avanzada y los niños siendo los más vulnerables. (Cuartoscuro)

La contaminación del aire puede causar entre 6 y 9 millones de muertes prematuras al año a partir del 2060 y su costo ascenderá al 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, equivalente a 2 mil 600 millones de dólares anuales, esto como resultado de días de enfermedad, gastos médicos y reducción de la producción agrícola, advirtió la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

El informe 'Consecuencias Económicas de la Contaminación Atmosférica' encuentra que la consecuente reducción en la producción económica global para el 2060 será equivalente a cerca de 330 dólares por persona, una vez que los costos anuales de salud relacionados con el aumento de la contaminación del aire se elevarán a 176 mil millones de dólares desde 21 mil millones en 2015 y el número de días laborales perdidos por enfermedades relacionadas saltará a 3 mil 700 millones de dólares desde mil 200 millones.

"El número de vidas truncadas por la contaminación del aire ya es terrible y el aumento potencial en las próximas décadas es aterrador. Si esto no es suficiente motivación para actuar, este informe muestra también que habrá un elevado costo económico de no tomar medidas", dijo el director de Medio Ambiente de la OCDE, Simon Upton, durante la presentación del informe en la 8ª Conferencia Ministerial de Medio Ambiente para Europa en Batumi, Georgia, en Asia. "Hay que evitar que estas proyecciones se conviertan en realidad”.

La contaminación del aire causó más de 3 millones de muertes prematuras en 2010, con las personas de edad avanzada y los niños siendo los más vulnerables.

Las proyecciones de la OCDE implican incluso una duplicación o triplicación de las muertes prematuras por aire contaminado (o una muerte prematura cada cuatro o cinco segundos) para el año 2060.

Los mayores aumentos en las tasas de mortalidad por la contaminación del aire se pronostican en la India, China, Corea y los países de Asia Central como Uzbekistán, donde el aumento de las poblaciones y ciudades congestionadas significan más personas expuestas a emisiones de centrales eléctricas y de escape del tráfico.

La mortalidad prematura se prevé pueda ser hasta tres veces mayor en 2060 que en 2010 en China y hasta cuatro veces superior en la India

Las tasas de mortalidad se han estabilizado en Estados Unidos y reducido en gran parte de Europa Occidental gracias en parte a los esfuerzos para avanzar hacia una energía y transporte más limpios.

En términos de mayores pérdidas económicas, También China, Corea e India, junto con Rusia y Europa del Oeste enfrentarán las más grandes pérdidas en su PIB por el impacto en su productividad de mayores gastos de salud y menor productividad laboral.

Una reducción en el rendimiento de los cultivos como consecuencia de aire sucio pesará sobre las economías de la mayoría de los países. Las excepciones incluyen a Brasil, Rusia y algunos países de América Latina donde la tierra agrícola es menos propensa a verse afectada, lo que significa una mejoría en la competitividad de sus exportaciones y sus ganancias económicas.

1
NECESARIAS REFORMAS ESTRUCTURALES COORDINADAS PARA IMPULSAR LA PRODUCTIVIDAD: OCDE

 

Gurría

Desde la crisis financiera global el crecimiento de la productividad ha sido insuficiente y el entorno de tasas bajas de interés ha hecho poco por ayudar a resolver este problema, señala la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), e identifica a las empresas que gastan más en Investigación y Desarrollo (I+D), las cuales orientan su financiamiento a las acciones más que a la deuda; que logran flujo de caja libre y participan más en fusiones y adquisiciones, como las que mejor se desarrollan; mientras que las otras empresas se quedan atrás, incapaces de desarrollar nuevos productos o adaptarse de forma rápida un entorno cambiante.

En este entorno, el informe 'Perspectivas Empresariales y Financieras 2016' de la OCDE concluye que son necesarias mayores reformas estructurales para ayudar al sector empresarial a impulsar el crecimiento de la productividad y revertir los principales retos que frenan la inversión en economías avanzadas y el exceso de capacidad en economías emergentes.

“Si queremos llegar a una senda de crecimiento más fuerte y sostenible, necesitamos políticas más coordinadas que vuelvan a unir las piezas de nuestro mundo fragmentado de una forma más armoniosa", expuso José Angel Gurría, secretario general de la OCDE durante la presentación del documento este jueves desde París, Francia.

"Acciones de políticas estructurales serán críticas para mejorar los incentivos para la investigación y desarrollo de las empresas, eliminar sesgos en contra del financiamiento de capital de las corporaciones y eliminar obstáculos para la integración de las energías renovables en las redes eléctricas, por nombrar sólo algunas de las áreas mencionadas en el informe”, añadió Gurría.

El informe señala que la fragmentación se puede observar en una variedad de entornos de negocio, incluyendo en los mercados financieros, donde la tecnología de la información y las reformas regulatorias han allanado el camino para la fragmentación con respecto a un aumento del número de centros de negociación de valores y creación de los llamados 'dark trading' o mercados paralelos.

Las diferencias en los requisitos reglamentarios y divulgación entre los centros de negociación de hoy han expresado su preocupación por la transparencia del mercado de valores y la igualdad de trato de los inversores. También las empresas pueden verse afectadas negativamente si la velocidad y la complejidad está recompensado sobre la inversión de largo plazo.

Como uno de los contribuyentes más importantes para la productividad, los políticos deberían apoyar de mejor forma la I+D. Incentivos fiscales deberían ser más inteligentes y dirigidos hacia barreras específicas, obstáculos o sinergias para facilitar el deseado nivel de inversión en I+D.

Políticas fiscales deben dejar de favorecer la deuda sobre el financiamiento a través de capital. Los gobiernos deberían también promover la apertura de mercados, incluidos los controles de empresa, tanto entre países como dentro de ellos, en donde las reglas internas y la falta de cooperación entre autoridades de competencia a menudo pueden bloquear la entrada.

El informe también analiza los retos que las significativas diferencias en la esperanza de vida entre los grupos socioeconómicos plantean a la equidad social y la solvencia de las compañías aseguradoras y de pensiones.

: