Economía

La brecha de género es alta en México: FMI

Datos del FMI revelan que México se colocó en 0.943 puntos en el hemisferio americano en cuanto a elaborar un presupuesto de género que ayude a definir iniciativas puntuales contra la desigualdad de las mujeres.
Leticia Hernández
28 julio 2016 22:2 Última actualización 29 julio 2016 5:0
Paseantes en la Alameda. (Cuartoscuro/Archivo)

Las políticas públicas pueden contribuir junto con un presupuesto de género a combatir la desigualdad.(Archivo)

A pesar de los esfuerzos de México por diseñar un presupuesto de género que ayude a definir iniciativas puntuales contra la desigualdad de las mujeres, datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) revelan resultados poco satisfactorios.

El índice de Desarrollo de Género (GDI) de México se ubicó en 0.943 puntos, el tercero más bajo para la región clasificada como Hemisferio Occidental por el organismo, sólo superando a Guatemala y Bolivia.

“En México y la mayoría de los países centroamericanos, los gobiernos persiguieron en los últimos años un crecimiento con un gasto público más restringido y hubo una más extensa desregulación de la economía. El crecimiento económico tendió a ser extremadamente bajo por un largo periodo de tiempo en estos países, donde la pobreza permanece alta y los aumentos en los indicadores sociales son muy modestos”, señalaron Lucía Pérez y Corina Rodríguez, autoras del informe “Presupuestos de género: Políticas fiscales y resultados actuales”.

En el reporte, el organismo internacional publicó datos sobre estas prácticas en 23 países en las seis regiones en las que clasifica geográficamente a sus miembros.

El Hemisferio Occidental ubica a los países de América.

El promedio del gasto público en México, como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) fue de 27.8 por ciento entre 2012 y 2015, mientras que el promedio para la región Hemisferio Occidental fue de 29 por ciento.

El gasto en educación y en salud fue de 5.2 y 3.2 por ciento del PIB en el periodo, contra la media de la región de 4.6 y 4.2 por ciento, respectivamente.

El GDI - que captura la brecha de género en componentes críticos de igualdad como son la salud, conocimiento y estándares de vida,- fue de 0.972 puntos para la región y de 0.943 puntos para México.

En tanto, en promedio el coeficiente de Gini de desigualdad del ingreso -donde uno es desigualdad máxima-, fue de 0.478 puntos en la región Hemisferio Occidental y de 0.481 puntos en México.

Lisa Kolovich del departamento de Estrategias Políticas del FMI, dijo que las políticas públicas pueden contribuir junto con un presupuesto de género a combatir la desigualdad. “La política fiscal es un componente muy importante de la política macroeconómica y este estudio quiere ayudar a demostrar cómo las primeras pueden contribuir al desarrollo: cómo utilizar el presupuesto para lograr una igualdad de género”, señaló en la conferencia web desde Washington.

México tiene dos iniciativas de género a nivel nacional en la que ha habido una colaboración con organizaciones civiles: Inmujeres y la otra enfocada a integrar el tema de género a políticas de presupuesto y programas en el sector salud.

El coeficiente de Gini en México, mayor a los 0.478 puntos de la región.