Economía

KRUGMAN: El creciente déficit imaginario

10 febrero 2014 4:44 Última actualización 19 agosto 2013 5:22

[Los déficit están cayendo rápidamente, señala Krugman /Arturo Monroy / El Financiero]


 
Steve Benen, un blogger político de MSNBC, recientemente notó que el sitio de Internet PolitiFact estaba haciendo mal su trabajo. Pero básicamente es aún peor de lo que escribió.
 
Lo que pasó fue que el legislador Eric Cantor, diputado republicano de Virginia, habló en un programa de TV dominical a principios de este mes sobre el 'déficit creciente' de Estados Unidos, cuando de hecho el déficit se está achicando rápidamente. No obstante, de alguna forma PolitiFact se las ingenió para declarar que la afirmación del Sr. Cantor era 'verdad a medias'.
 
 

El punto crucial aquí, empero, no sólo es que el Sr. Cantor haya dicho algo inequívocamente falso.
 
 

Es que entendió todo al revés.
 
 

El hecho central de cualquier debate fiscal racional en este momento es que los déficit están cayendo rápidamente, incluso mientras la economía sigue deprimida. La aguda caída en los déficit significa que la perspectiva de la deuda a mediano plazo ya no es ni remotamente espeluznante; efectivamente, incluso proyectando hasta 2030, el panorama no se ve tan malo.
 
 
Al mismo tiempo, reducir drásticamente los déficit en una economía deprimida, con tasas de interés contra el límite inferior cero, pinta como una política macroeconómica extremadamente mala. Entonces, esto es lo que deberíamos estar discutiendo: ¿Queremos que los déficit caigan así de rápido? No obstante, aquí tenemos una alta autoridad del Partido Republicano hablando como si viviéramos en un universo alternativo donde los déficit están creciendo, no cayendo. Y luego PolitiFact declara que su afirmación es verdad a medias.
 
 

Por supuesto, es el mismo viejo problema: las organizaciones noticiosas, en general, y PolitiFact, en particular, están configuradas para tratar un mundo donde ambos partidos generalmente respetan la realidad, y donde la deshonestidad y el engaño se distribuyen casi igual entre los partidos. De cara a una realidad extremadamente asimétrica, estas organizaciones se asfixian, tratando exageraciones demócratas moderadas como si fueran equivalentes a las rotundas falsedades del otro lado, y tratando las alocadas tergiversaciones del lado del Partido Republicano como si fueran ligeras inexactitudes.
 
 

Esto debería ser simple: PolitiFact simplemente debería juzgar los hechos; debería buscar ser imparcial, que no es lo mismos que ser 'apartidista', con su connotación de “equilibrio”. Pero aparentemente no puede hacerlo.
 
Una encuesta que me gustaría ver
 
 
En un artículo de Internet de principios de este mes para la revista New York, Jonathan Chait escribió sobre Rand Paul, el senador republicano de Kentucky que ha estado hablando de los males de 'registrar un déficit billonario cada año', cosa que resulta ser que no es para nada lo que estamos haciendo; el déficit está en alrededor de 600 mil millones de dólares y está cayendo rápidamente. Esto sigue a la charla de Eric Cantor sobre los 'déficit crecientes'.
 
 
Pienso que está muy claro que el Sr. Paul de hecho no tiene idea de que el déficit está cayendo; es muy posible que tampoco lo sepa el Sr. Cantor. Todo el incidente me recuerda a 2011, cuando candidatos supuestamente bien informados como Tim Pawlenty hablaban del crecimiento del empleo público durante una época de inusitados recortes en la nómina del gobierno. Una vez dentro del cerrado círculo de información conservador, se aprenden muchas cosas que no son ciertas.
 
 
Lo que me da curiosidad, empero, es lo que sabe el público. Larry Bartels, profesor y politólogo, acostumbra citar una encuesta de opinión conducida en 1996 donde se preguntó a los votantes si el déficit había aumentado o caído durante la administración del presidente Clinton (de hecho, había caído drásticamente). Una pluralidad de votantes, y una fuerte mayoría de republicanos, pensaba que el déficit había crecido.
 
 
 
Entonces, me encantaría ver un sondeo comparable ahora, un sondeo que pregunte, digamos, qué le ha pasado al déficit desde 2009 (de hecho se ha recortado más de 50 por ciento). Apuesto que el resultado sería como la encuesta de 1996.