Economía

Junta liquida a 400 empleados, prevén mayores rezagos

Analistas estiman que la operación diaria de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje podría sufrir un cuello de botella debido a que la instancia ha liquidado en los últimos meses a 400 empleados mediante el retiro voluntario, ante el recorte presupuestal del gobierno federal.
Zenyanzen Flores
10 abril 2016 21:28 Última actualización 11 abril 2016 9:36
JFCA. (El Financiero)

El presidente de la JFCA señaló que realizan un trabajo de reingeniería en las Juntas. (El Financiero)

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) liquidó en los últimos meses a 400 empleados mediante el retiro voluntario, lo que expertos prevén afecte en la operación diaria de ese tribunal que ya padece un “cuello de botella” en la resolución de juicios laborales por la insuficiencia de personal.

Alberto Zorrilla, presidente de la Junta, dijo en entrevista que las plazas liquidadas se quedarán “congeladas” debido al recorte presupuestal a nivel federal que derivó en ajustes a la plantilla laboral en el gobierno.

“No es tanto despidos, las plazas han quedado congeladas en el contexto nacional de los recortes que ha habido, y lo que hubo fue una invitación a través del retiro voluntario por parte del gobierno federal, entonces la Secretaría de Hacienda ofrece liquidaciones conforme a Ley”, explicó.

Arturo Alcalde, abogado laboral, apuntó que los retiros voluntarios en la Junta “en ocasiones fueron ‘forzados’” y la consecuencia es que van a afectar la operación de los centros de justicia ocasionando “nudos o cuello de botella” en la operación diaria, pero sobre todo en las áreas de notificaciones y dictámenes.

“Algunos dictámenes de juicios laborales duran hasta año y medio en resolverse, no sé cómo se les ocurre despedir dictaminadores”, expresó el experto.

Dijo que los recortes de personal no habían afectado a sectores como educación, salud y trabajo, pero ahora sí hay despidos o retiros voluntarios en el personal de base, “les dieron su liquidación a los que eran jubilables y los que no estaban en situación de indemnización les dieron su liquidación”.

Incluso, en los foros de Consulta para la Justicia Laboral Cotidiana organizados por la JFCA el pasado mes de febrero, diversos ponentes coincidieron en que la falta de personal es uno de los factores que inciden en la lentitud de la impartición de justicia, por lo que demandaron mayor contratación de empleados para abatir el rezago de expedientes.

Sin embargo, el funcionario rechazó que la reducción del personal vaya a impactar de forma negativa la operación cotidiana del tribunal, al asegurar que tras las liquidaciones la JFCA se encuentra en un trabajo de reingeniería que consiste en equilibrar el personal de cada una de las 66 Juntas del país y su sede nacional ubicada en Azcapotzalco.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el 41 por ciento de las 427 mil 604 demandas laborales registradas ante el organismo federal laboral a diciembre de 2015 se encontraban en la primera de sus cinco etapas procesales, es decir, la de instrucción, una fase que implica el mayor número de personal para su desahogo.

La estadística muestra que entre 2011 y 2015 el número de asuntos individuales aumentó 14 por ciento, al pasar de 374 mil 141 a 427 mil 604 demandas, pero la plantilla de empleados apenas se incrementó en siete por ciento al pasar de 2 mil 19 plazas a 2 mil 168.

Eso se traduce en que cada empleado de la Junta tuvo más expedientes a su cargo, pues mientras en 2011 cada empleado atendía aproximadamente 185 asuntos individuales, para el 2015 la carga de trabajo aumentó y para 2015 hubo 197 asuntos que tenía que tratar cada plaza.