Economía

Juncker pide a griegos y alemanes evitar salida de la Eurozona

El presidente de la Comisión Europea advierte en el Parlamento de que algunos en la Unión abiertamente o en secreto están trabajando para excluir a Grecia de la Zona Euro.
Reuters
07 julio 2015 7:29 Última actualización 07 julio 2015 7:37
Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea

"Mi determinación es evitar la salida de Grecia del euro. Estoy en contra del 'Grexit'", aseguró Jean-Claude Juncker. (Bloomberg)

BRUSELAS.- El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, reprendió en el Parlamento Europeo a los gobiernos de Grecia y Alemania, enfrascados en una amarga disputa por el financiamiento de emergencia para Atenas, y dijo que trabajaría para evitar que el país heleno abandone la Zona Euro.

En un discurso en Estrasburgo antes de la cumbre extraordinaria de Bruselas hoy, Juncker advirtió que "hay algunos en la Unión Europea que abiertamente o en secreto están trabajando para excluir a Grecia de la Zona Euro".

El funcionario no nombró a Alemania ni a su ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, que sugirió que la Zona Euro podría estar mejor sin Grecia. Sin embargo, dejó claro su enfado con sus propios críticos en Alemania, principalmente aquellos que dijeron que él no tenía derecho a negociar en nombre de los estados de la UE.


Juncker insistió en que Europa sólo puede resolver sus problemas a través de negociaciones. "Esta solución no se puede hallar hoy", dijo. "Si así fuera, sería demasiado simple".

"Tenemos que dejar de lado nuestros egos -también mi gran ego- y lidiar con la situación mientras la buscamos", añadió. "Mi determinación es evitar la salida de Grecia del euro. Estoy en contra del 'Grexit'", añadió.

"Nadie debería querer echar fuera a los griegos", dijo. "Si los países europeos dejan de hablar entre ellos, nos llevará al final de la Unión Europea".

El presidente de la Comisión Europea inició su discurso en el Parlamento desechando las acusaciones de la prensa germana de que se había "puesto a cubierto" al no hablar en público desde que los votantes griegos ignoraron sus peticiones y respaldaron a su gobierno de izquierda en el referéndum del domingo, rechazando una oferta de rescate.

El expresidente del Eurogrupo de ministros de Finanzas renovó sus críticas al primer ministro griego, Alexis Tsipras, y a los ministros que aseguró que habían llamado "terroristas" a los altos funcionarios de la Comisión Europea.

Juncker afirmó además que no está claro qué mensaje respaldaron los votantes griegos al rechazar un acuerdo que había expirado días antes del plebiscito del domingo.

"No es un 'no' a Europa, me dicen. No es un 'no' al euro, me dicen. No puede ser un 'no' a las propuestas de las instituciones porque no están sobre la mesa", dijo, asegurando que es un "error muy grave" de Tsipras romper las negociaciones.

"La pelota está ahora en el tejado del gobierno griego", añadió.