Economía

Juez falla a favor
de los transgénicos

Debido a que no se probó la existencia de algún tipo de daño en la siembra de maíz transgénico, un juzgado dejó sin efecto la medida precautoria en este rubro, por lo que la Sagarpa y Semarnat podrán continuar evaluando y otorgando permisos
para este cultivo.
Héctor Chávez
19 agosto 2015 21:32 Última actualización 19 agosto 2015 21:32
[Productores de 11 ayuntamientos demandan precios justos para el maíz y sorgo / Bloomberg]

Con la medida aprobada por el juez, Sagarpa y Semarnat podrán otorgar permisos para la siembra de maíz transgénico. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.-El juzgado 12º de distrito en materia civil en primer circuito, dejó sin efecto la medida precautoria que impedía la evaluación de nuevas solicitudes y el otorgamiento de permisos para la siembra del maíz transgénico, a pesar de la oposición de las organizaciones civiles por evitar que en México se autorice.

Con la resolución que se había tomado hace dos años las secretarías de Agricultura y de Medio Ambiente habían quedado sin el poder de decisión para otorgar más permisos y para continuar con la siembra experimental, pero a partir de ahora ambas dependencias podrán continuar ejerciendo las atribuciones que les confiere la ley en esta materia.

En la resolución el juez reconoce que la suspensión es contraria a la aplicación de la de Ley de bioseguridad de organismos genéticamente modificados, cuyo objeto es precisamente evitar riesgos, además concluyó que la demanda no probó la existencia de un daño.


Para Ricardo Guimaraes presidente del Consejo directivo de AgroBio, dijo que esta definición permitirá por fin a los productores agrícolas mexicanos hacer frente a varios de los serios problemas de plagas de insectos y de malezas que enfrentan y que merma su productividad, rentabilidad y competitividad lo que obliga al pis a importar más de 10 millones de toneladas anuales.

Añadió que si bien esto significa un gran avance, considera que todavía hay mucho camino por recorrer para lograr que en breve México logre los beneficios económicos de este tipo de tecnología, aunque reiteró, como institución seguirán siendo respetuosos de las decisiones de los jueces.

Por su parte el director general de AgroBio México, Alejandro Monteagudo confió en que de inmediato se retome la evaluación de la solución de las solicitudes de permisos de siembra en sus tres etapas, a fin de no seguir perdiendo ciclos de siembra e ir impulsando con esta tecnología la productividad y competitividad en la siembra de maíz de México.

Argentina, Brasil, Colombia, Honduras, España, Filipinas Y Sudáfrica ya registran impactos positivos en la siembra de maíz genéticamente modificado, los cuales oscilan entre el 10 y hasta el 25 por ciento de la producción dependiendo de sus variedades en más de 55 millones de hectáreas en 17 países alrededor del mundo.