Economía

JPMorgan y gobierno de EU alcanzan acuerdo

01 febrero 2014 9:47 Última actualización 18 noviembre 2013 19:39

 [Es el pacto más grande que haya hecho jamás el gobierno de Estados Unidos con una corporación acusada. / Reuters]  


 
AP
Washington.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos y JPMorgan Chase & Co. llegaron a un acuerdo sobre todos los temas en un arreglo de 13 mil millones de dólares resultado de una investigación pública sobre la venta de valores respaldados por hipotecas de baja calidad, cuyo valor se derrumbó durante la crisis de los mercados financieros, reveló el lunes una persona cercana a las negociaciones.
Los documentos que explican el acuerdo podrían ser firmados a partir del martes, agregó la misma fuente. La persona habló bajo condición de no ser identificada porque aún no se ha finalizado el arreglo.
 
El pacto sería el más grande que haya hecho jamás el gobierno de Estados Unidos con una corporación acusada.
 
Este acuerdo es el más grande que se ha concretado entre el gobierno de Estados Unidos y alguna corporación. El caso más cercano es el que involucraba a la compañía petrolera British Petroleum y las consecuencias del peor derrame en la historia del país.
 
El banco pagará más de 6 mil millones de dólares para compensar a los inversionistas, 4 mil millones para apoyar a los clientes afectados y el resto como multa.
 
Todavía no hay detalles específicos del acuerdo, pero se espera que esos 4 mil millones de dólares destinados para los clientes serán distribuidos en distintas operaciones. Una parte, 1.5 mil millones de dólares, podría estar destinada para perdonar las hipotecas, 300 millones servirán para que las mensualidades de dichos productos se reduzcan y el resto será para reducir préstamos y generar nuevos que puedan ayudar a las familias que perdieron sus hogares.
 
J.P. Morgan ha declarado que la mayor parte de los productos tóxicos que son mencionados en este acuerdo fueron operados por las instituciones financieras Bear Stearn Cos. y Washington Mutual, dos compañías que fueron adquiridas por el banco en 2008.
 
Está pendiente si el Departamento de Justicia levantará cargos criminales en contra de la institución. La investigación permanecerá abierta en la oficina de la Procuraduría de Justicia de Estados Unidos.