Economía

JP Morgan ve sobreponderación de México para 2015

Un análisis del banco prevé que el país crezca 3.8 por ciento debido al tipo de cambio sólido y los beneficios del crecimiento de EU, aunque advierte riesgos por los bajos precios del petróleo para las finanzas públicas.
Clara Zepeda
19 noviembre 2014 12:0 Última actualización 19 noviembre 2014 12:0
[La reforma energética es clave para los inversionistas, señala JP Morgan. / Bloomberg] 

[La reforma energética es clave para los inversionistas, señala JP Morgan. / Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- JP Morgan recomendó al público inversionista posiciones sobreponderadas en México para el 2015, debido a que el país podría registrar una tasa de crecimiento de 3.8 por ciento el año que entra ya que contará con uno de los tipos de cambio más fuertes a nivel mundial frente al dólar.

De acuerdo con el Informe “Perspectivas 2015”, elaborado por el área de análisis de la entidad financiera, México se beneficiará de un crecimiento económico más vigoroso en Estados Unidos, que le ayudará a impulsar el crecimiento manufacturero por exportaciones; asimismo, la perspectiva de una mayor inversión como resultado de las reformas estructurales podrían darle un mayor dinamismo a la actividad productiva nacional.

“La sobreponderación a México se basa en una fuerte aceleración del crecimiento económico hasta 3.8 por ciento en el 2015 desde 2.3 por ciento en 2014; a que el estimado del tipo de cambio es de apreciación frente al dólar, a 12.9 pesos por dólar a finales del próximo año".


Lo anterior pese a que la entidad financiera prevé que la mejora del mercado de trabajo de Estados Unidos y la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) deberían dar como resultado el fortalecimiento del dólar.

“La competitividad de costos ha mejorado y la alta perspectiva de crecimiento sostenible otorgado por la aprobación de las reformas estructurales, sustentan que se recomiende a México como una buena economía de América Latina para invertir en el 2015”, precisó JP Morgan.

Añadió que para el 2015 hay riesgos básicos que exigen valoración, como los potenciales impactos de los bajos precios del petróleo que pudieran afectar el desempeño de las finanzas públicas del país y los futuros gastos de capital del sector privado.

RIESGOS A LA VISTA

Los precios del petróleo más bajos deberían tener poco impacto en la postura del Banco de México (Banxico), teniendo en cuenta que los combustibles representan sólo 4.3 por ciento de la canasta del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Y, aunque el gobierno es altamente dependiente de los ingresos del petróleo, se estima el fondo de estabilización sea suficiente para sostener los planes de gasto del gobierno para el próximo año con los precios del petróleo tan bajas como 56 dólares por barril.

Sin embargo, JP Morgan describe que el mayor riesgo de los bajos precios del petróleo son hacia las expectativas de los flujos de inversión, derivados de las subastas de la Ronda 1, como la rentabilidad de estos contratos que podría ser impugnada a mayores costos de equilibrio dadas.

Además de esto, “no prevemos ninguna política gubernamental que podrían afectar el rendimiento o sentimiento del inversionista, aparte de las subastas de yacimientos petrolíferos.

“En todo caso, creemos que el enfoque del gobierno será sobre las medidas contracíclicas para fomentar el crecimiento de la demanda interna, como la ejecución de un déficit fiscal para el año 2015. Por lo tanto, en nuestra opinión, los sectores estratégicos en 2015 serán los relacionados con la demanda interna; es decir, de los consumidores; así como los sectores de construcción, relacionados con la infraestructura”, aseveró JP Morgan.