Economía

Economía japonesa crece menos de lo esperado

El crecimiento de la economía en Japón fue de 0.3% el trimestre anterior, ajustada a la inflación. Eso es menos de la mitad de lo pronosticado a pesar de un auge en la construcción de viviendas y un mayor gasto público y privado.
Associated Press
16 febrero 2014 19:47 Última actualización 16 febrero 2014 19:47
 [En el último año más de 8 millones 100 mil contenedores fueron movidos por este lugar, dijo un funcionario comercial. / Reuters]  

[En el último año más de 8 millones 100 mil contenedores fueron movidos por este lugar, dijo un funcionario comercial. / Reuters]

TOKIO.- La economía japonesa creció a un ritmo menor de lo esperado de 1% anualizado en el último trimestre de 2013, lo que hace aumentar la presión sobre el banco central nipón para fortalecer un ya masivo plan de estímulo con el fin de mantener la recuperación.

La información dada a conocer el lunes muestra que el crecimiento fue de 0.3% del trimestre anterior, ajustada a la inflación. Eso es menos de la mitad de lo pronosticado a pesar de un auge en la construcción de viviendas y un mayor gasto público y privado.

La ralentización del crecimiento en China y otros grandes mercados ha afectado las exportaciones, lo que ha afectado el crecimiento en un momento crítico para el programa de recuperación del primer ministro Shinzo Abe.

"La gran decepción fueron las exportaciones, que restaron 0.5 puntos porcentuales al crecimiento", indicó Capital Economics en un comentario el lunes.

Fue el tercer trimestre consecutivo de crecimiento desde que la economía japonesa salió de la recesión a finales de 2012 y se basó en una combinación de fuerte gasto del gobierno y medidas agresivas en materia monetaria.

La reunión mensual de política monetaria del Banco de Japón comienza el lunes y antes de la publicación de la información más reciente se había esperado que el banco mantuviera esa política sin cambios y que prometiera más estímulo, de ser necesario, para proteger la demanda del consumidor y las empresas de un alza de impuestos de 3% y que entra en vigor el 1 de abril.

Los economistas esperan que el aumento tributario provoque que la economía se contraiga en abril-junio tras crecer este trimestre, cuando los consumidores se apresuren a hacer ciertas compras antes de que entre en vigor el alza fiscal y se aprieten el cinturón después para compensar costos más elevados.