Economía

Jalisco recupera grado de inversión

10 febrero 2014 4:10 Última actualización 07 octubre 2013 19:22

[Autoridades destacan que manejo ordenado del presupuesto es la prioridad / Bloomberg]


 
 
Gabriela Chávez 
 
GUADALAJARA, Jal., 7 de octubre.- Jalisco se encuentra entre los estados del país que este año incrementó más veces su calificación crediticia, aseguró el titular de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), Ricardo Villanueva Lomelí.
 
Mientras HR ratings elevó hasta BBB+ la nota para las finanzas jaliscienses, Moodys otorgó el nivel A2mx y Fitch Ratings BBB, luego que al comienzo de este año tenía una calificación D que reflejaba alto riesgo crediticio por el incumplimiento de un crédito quirografario.
 
El funcionario descartó de momento recurrir a nuevos créditos y aseguró que “el manejo ordenado del presupuesto” será la prioridad de la actual administración.
 
Si bien Villanueva criticó el uso de recursos públicos del gobierno de Emilio González Márquez al puntualizar que de 2007 hasta 2012 incurrió en sucesivos déficits presupuestales, pues cada año “los gastos del gobierno superaron los ingresos”, lo cierto es que en dicho periodo la calificación crediticia del estado fue sobresaliente al ubicarse en niveles de A+.
 
No obstante, Villanueva insistió que haber recuperado grado de inversión permitió ahorros del pago corriente de los préstamos, evitó comisiones por cerca de 241 millones de pesos y alejó el riesgo de recurrir al uso de seis mil 698 millones de pesos que habrían descapitalizado al estado.
 
La degradación de la calificación crediticia de Jalisco se registró  cuando la anterior administración contrató un crédito de corto plazo en enero del 2012 con Banco Interaccciones por un monto de mil 400 millones de pesos, el cual debió saldar en diciembre del mismo año pero decidió “incumplir” y  lo heredó a la actual administración, apuntó Villanueva.
 
No obstante que la Secretaría de Hacienda saldó dicho crédito el 17 de enero de 2013 mediante un esquema denominado “anticipo de participaciones”, los cuales se descuentan a razón de 160 millones de pesos mensuales más intereses desde febrero, Villanueva insistió en el mérito del actual gobierno.
 
Por un lado “mitigando los efectos del impago” reuniéndose con calificadoras, obteniendo nuevas notas en 11 de los 23 créditos vigentes y solicitando waivers (dispensas) a los bancos para recuperar calificaciones crediticias sin afectar el costo presupuestal por el pago de la deuda.
 
También mejoró el balance financiero mediante medidas de austeridad que permitieron ahorros de 80.4 millones de pesos destinados a gasto social; particularmente reparto de útiles escolares, y elevando ingresos mediante la modernización de sistemas de cobro y mejores sistemas de registro y contabilidad gubernamental, concluyó Villanueva.