Economía

Itaú destaca crecimiento de México

Para este año, el crecimiento de la economía de México será de 2.4 por ciento, pero las reformas y la mejora de ésta en Estados Unidos la ayudarán a subir a un 3.8 por ciento para 2015, afirmó Itaú Unibanco, el cual comenzará a operar como casa de bolsa en el país.
Jeanette Leyva/Enviada
17 noviembre 2014 23:56 Última actualización 18 noviembre 2014 5:5
Etiquetas
Itaú

Itaú Unibanco comenzará a operar como casa de bolsa en México. (Bloomberg)

SAO PAULO.- Las reformas impulsadas por México y el mejoramiento de la economía estadounidense sitúan al país con más oportunidades para recuperarse y crecer en el futuro, frente a otras naciones de la región latinoamericana, afirmó Ilan Goldfajn, economista en jefe del banco brasileño, Itaú Unibanco, que recientemente recibió el visto bueno para operar como casa de bolsa en México.

Agregó que los precios bajos del petróleo y el tema de inseguridad son dos riesgos latentes para México, que si bien no se ven reflejados todavía con un impacto directo en el Producto Interno Bruto (PIB), en el largo plazo sí podrían tenerlo.

Comentó que los dos últimos años para la economía mexicana han sido difíciles, pero aseguró que habrá mejorías en el mundo, principalmente en la economía de Estados Unidos, que ayudarán a dar un impulso al PIB del país, además de que las reformas estructurales aprobadas también serán un aliciente, dijo.


“La economía de México continúa recuperándose, impulsada por el crecimiento más fuerte en Estados Unidos. Proyectamos un crecimiento de 2.4 por ciento este año. A partir del próximo año, las reformas estructurales ayudarán a impulsar la economía y estimamos un crecimiento de 3.8 por ciento para el 2015”, aseveró Goldfajn.

Si bien, consideró que la inflación es alta en México, debido a factores transitorios como los impuestos en alimentos y gasolina, su estimación es que descienda hasta quedar cerca de la meta que se tiene para el 2015.

El economista en jefe de Itaú indicó que con el fortalecimiento global del dólar, el peso mexicano está depreciándose pero menos que la mayoría de los países emergentes.

La divisa mexicana se ha depreciado en el último año alrededor de ocho por ciento y el real brasileño, por ejemplo casi 20 por ciento, la expectativa de flujos de capital asociados a las reformas está ayudando al peso.

En reunión con medios de América Latina, Goldfajn, detalló que otras naciones de la región como son Perú y de Chile están desacelerándose con fuerza este año, además de factores externos como son los precios de los commodities, en Perú los factores transitorios están reduciendo el crecimiento y prevé una recuperación el próximo año en ambos países.

En Colombia, la economía está desacelerándose aunque se mantiene a un ritmo todavía sólido. En Argentina, dijo, el gobierno sigue resistiéndose a los ajustes necesarios, en donde los controles sobre transacciones cambiarias están siendo reforzados, agravando la recesión, sin reducir la inflación.

Mientras que en Paraguay, refirió que la economía se desacelera pero continúa fuerte y en Uruguay la actividad se encuentra por debajo del nivel de los últimos años. Por ello, aseguró, para México el panorama se puede poner mucho mejor en el futuro tras las reformas y el gran competidor para nuestro país, no es hoy Brasil, sino China.

México representa el país en donde más proyectos atractivos hay para invertir, incluso por encima de Brasil, ya que el Plan Nacional de Infraestructura tiene un amplio potencial para financiar en los próximos cinco años, indicó Alberto Zoffmann, director de Project Finance de Itaú BBA.

Agregó que la participación de la institución será en proyectos en donde tienen áreas de especialización, como son en el sector energético, incluso adelantó, ya cerraron el primer negocio con un proveedor de Pemex en el sector de gas, por 30 millones de dólares.