Economía

Italia buscará flexibilidad presupuestaria en cumbre de UE

12 febrero 2014 5:20 Última actualización 11 marzo 2013 15:35

 [Bloomberg] Roma espera lograr en 2013 un presupuesto equilibrado en términos estructurales. 


Reuters
 

Bruselas .- Italia planea solicitar a sus socios de la UE que acepten dar a los estados que prácticamente han logrado equilibrar sus presupuestos una mayor flexibilidad para incrementar los déficits para financiar la inversión pública, dijo el lunes Enzo Moavero, el ministro de Asuntos Europeos.
 
Roma espera lograr en 2013 un presupuesto equilibrado en términos estructurales, o ajustado por crecimiento, en línea con los objetivos acordados con los socios de la UE hace dos años.
 
En términos nominales, registró un déficit de un 3% del Producto Interno Bruto el año pasado, por debajo de un 3.8% en el 2011 y justo dentro del límite máximo de la UE.
 
Sin embargo, con la economía en una profunda recesión, ha habido una creciente presión tras las elecciones no concluyentes del mes pasado para una flexibilización de las políticas de austeridad impuestas para cumplir el objetivo.
 
"La idea es un grado limitado de tolerancia para aquellos que se ubiquen entre cero y un 3%", dijo Moavero a periodistas al margen de las reuniones previas a la reunión del Consejo Europeo el jueves.
 
"En una situación como esa, podría haber espacio para un grado de tolerancia limitado para el gasto público que podría terminar en un déficit limitado para la inversión productiva".
 
En el último tiempo se han producido crecientes pedidos de medidas en toda la UE para reactivar el crecimiento en los países mediterráneos, como Italia, que han sido asolados por la crisis económica.
 
Pero la reacción de los países del norte europeo como Alemania, el pagador del bloque, ha sido de escepticismo. Moavero dijo que no estaba seguro de si el pedido de Italia sería atendido por la UE.
 
La economía de Italia, que se contrajo un 2.4% el año pasado, se encuentra ahora en su recesión más prolongada de 20 años.
 
Si bien ningún partido ha ganado suficientes votos como para formar un gobierno, la elección del mes pasado demostró un claro descenso en el respaldo para las políticas de austeridad impuestas por el saliente gobierno del primer ministro Mario Monti.