Economía

Italia aprueba 40,000 mde para pagar a empresas

12 febrero 2014 4:53 Última actualización 06 abril 2013 11:33

  [Bloomberg] El abundante número de facturas adeudadas por la administración pública italiana ha sido una fuente de quejas por parte de compañías. 


 
Reuters
 
Roma.- El Gabinete interino de Italia aprobó el sábado un decreto para pagar 40,000 millones de euros (52,000 millones de dólares) de las deudas contraídas por el Estado con firmas privadas en los próximos 12 meses.
 
El decreto, que pretende entregar una liquidez vital a firmas muy endeudadas y ayudarlas a afrontar la recesión, debía ser aprobado el miércoles pero fue retrasado por las dudas sobre cómo financiar la medida.
 
El abundante número de facturas adeudadas por la administración pública italiana ha sido una fuente de quejas por parte de compañías que han tenido dificultades para conseguir créditos de los bancos, que imponen una duras condiciones para conceder un crédito.
 
El Gobierno saliente del primer ministro Mario Monti dijo el sábado que estaba comprometido con no sobrepasar el techo de déficit del 3 por ciento del PIB impuesto por la Unión Europea.
 
"Tenemos que seguir el camino entre los dos requisitos para ayudar a nuestra economía a recuperarse y mantener la disciplina presupuestaria", dijo el ministro de Economía, Vittorio Grilli, en rueda de prensa.
 
"Es un camino estrecho, pero un camino que es absolutamente viable", sostuvo.
 
Añadió que el Gobierno tenía previsto supervisar de nuevo la situación en septiembre y el Ministerio de Economía podría adoptar medidas correctivas si el déficit sobrepasaba el límite "de precaución" del 2,9 por ciento.
 
El Gobierno dice que abonar las facturas proporcionará una inyección de capital necesaria para una economía inmersa en la recesión más duradera en 20 años.
 
Italia lleva semana en un limbo político en el que ningún partido ha podido formar Gobierno, en momentos en el que los problemas continúan creciendo.
 
El mes pasado, Monti elevó marcadamente la meta de déficit del 2013 a 2,9 por ciento del PIB desde un 1,8 por ciento, apenas una fracción bajo el límite del 3 por ciento impuesto por la Unión Europea, luego de que la brecha presupuestaria del año pasado quedara en exactamente un 3 por ciento.
 
Hasta el momento los datos de las finanzas públicas del país no han sido alentadores, dado que durante el primer trimestre el endeudamiento fue más elevado en comparación a igual periodo del 2012.