Economía

Irlanda debe ajustarse a objetivos de austeridad: BCE

10 febrero 2014 4:18 Última actualización 21 septiembre 2013 9:58

[Ministros del gobierno sugieren un ajuste fiscal más modesto de lo acordado / Bloomberg] 


 
Reuters
 
Dublín.- Irlanda no debería relajar la austeridad en su presupuesto anual el próximo mes sino ajustarse a un objetivo de 3,100 millones de euros (4,200 millones de dólares) en recortes en el gasto y alzas impositivas, dijo este sábado Joerg Asmussen, miembro del directorio del Banco Central Europeo.
 
Irlanda ha superado varios objetivos tras su rescate financiero, alentando llamados de ministros del Gobierno para llevar a cabo el próximo año un ajuste fiscal más modesto de lo acordado con los prestamistas de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.
 
"En realidad sugeriría ajustarse al plan de presupuesto para el próximo año y a la cifra de 3,100 millones de euros", dijo Asmussen en una entrevista con la cadena de televisión estatal irlandesa RTE.
 
"Es crucial que las autoridades se ajusten a los objetivos del programa tal como han hecho para asegurar que el país siga por una senda sostenible", agregó.
 
Los comentarios de Asmussen se hicieron eco de un llamado del Fondo Monetario Internacional en julio para que el Gobierno irlandés se ajuste a la meta.
 
La calificadora de crédito Moody's dijo el viernes que el país se arriesga a una rebaja en su calificación si su consolidación fiscal se debilita.
 
Miembros del Parlamento han sugerido reducir el ajuste fiscal a entre 2,500 y 2,800 millones de euros, pero el Gobierno dice que no se ha tomado una decisión.
 
Asmussen fue optimista sobre las perspectivas de crecimiento de Irlanda, al sostener que datos recientes apoyaban las expectativas de una gradual recuperación en la actividad económica en la segunda mitad del año que podría ayudar a asegurar que el país salga de su rescate financiero por buen camino para fines de año.
 
Asmussen dijo que el riesgo de una recapitalización adicional de los bancos irlandeses debido a retrasos en el pago de hipotecas no era una particular preocupación.
 
Pero dijo, además, que no espera que el Gobierno tenga éxito en su intento por usar el fondo de rescate de la zona euro, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE),