Economía

IPAB busca mejorar protección del ahorro

Para proteger los recursos de los ahorradores, el IPAB inspecciona a los bancos para que tengan al corriente sus bases de datos de depositantes.
Jeanette Leyva
08 mayo 2017 23:3 Última actualización 09 mayo 2017 5:0
IPAB. (El Financiero)

Clave, la clasificación de los depósitos en la banca, destacó Castro. (El Financiero)

La banca en México es sólida y está bien capitalizada, pero existen áreas de oportunidad que permitirán fortalecer al sistema, a fin de proteger el patrimonio de los ahorradores.

El Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) está trabajando con las instituciones para optimizar la forma en la que los bancos clasifican sus operaciones pasivas y activas.

Esto permitiría al banco tener una base de datos confiable para hacer el pago de los depósitos asegurados, en el caso remoto de que enfrente problemas en el que fuera necesario el pago de obligaciones garantizadas, explicó Raúl Castro, secretario Ejecutivo del IPAB.

En entrevista con El Financiero, indicó que vigilan a los bancos y realizan visitas para verificar, entre otros temas, que tengan bases de datos de sus clientes actualizadas. “La parte que más le preocupa al Instituto es que los depósitos asegurados se encuentren bien clasificados”.

Indicó que en los grandes bancos, con millones de cuentas, en el caso de que no puedan solventar sus problemas financieros, su proceso de cierre no se resolvería por los métodos tradicionales.

“Existen otros mecanismos de apoyo de capitalización que permitirían no sacar del mercado un banco con tantos millones de cuentas y preservar los servicios financieros de tal manera que no se generen mayores disrupciones en el mercado”, dijo.

Una de las formas es que continúe en operaciones al ser absorbido por otra institución.

Destacó el caso de Banco Bicentenario, que se encuentra en el proceso final de liquidación.

“Vamos bastante adelantados, el 23 de junio de 2014 la Comisión Nacional Bancaria revocó su licencia, e inmediatamente al día siguiente el IPAB tomó el control de la institución e hizo el pago a los depositantes asegurados”, mencionó Castró.

Agregó que en dos días de haber tomado el control del banco se entregó la totalidad de los cheques a los depositantes y a la semana prácticamente el 98 por ciento de los ahorradores ya habían cobrado su dinero.

Sin embargo, dijo que hay 54 juicios de amparo de socios del banco en la Suprema Corte de Justicia de la Nación que están pendientes de resolverse, los cuales impiden cerrar completamente el caso.