Economía

IP urge acelerar medidas para reactivar economía

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, consideró que hacen falta medidas emergentes para mejorar el ambiente de negocios y dinamizar la economía.
Isabel Becerril
09 junio 2014 11:6 Última actualización 09 junio 2014 11:35
[Gerardo Gutiérrez Candiani estará al frente del CCE hasta 2015. / Cuartoscuro / Archivo]  

[Gerardo Gutiérrez Candiani estará al frente del CCE hasta 2015. / Cuartoscuro / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- Las seis medidas para incentivar el crecimiento económico que anunció el gobierno federal son oportunas y dan respuesta a problemas y áreas de oportunidad reales para el sector empresarial, pero ahora falta que se precisen, concreten con celeridad y eficacia.

También deben “anunciarse más medidas emergentes para mejorar el ambiente de negocios y dinamizar la economía”, subrayó Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Subrayó que como prioridades de coyuntura, hay asuntos como la devolución en tiempo y forma de saldos a favor para empresas cumplidas con sus obligaciones y que éstas no se vean sobrecargadas con procesos de auditorías simultáneos, locales y federales.


En su mensaje semanal, dijo que, con esa perspectiva, la agenda de más medidas para impulsar el mercado interno debe incluir políticas y programas en materia de financiamiento y banca de desarrollo; gasto e inversión pública; mejora regulatoria; freno a la introducción de vehículos irregulares; infraestructura y modernización en rubros con gran potencial como el turismo, la pesca, el transporte y franjas de desarrollo logístico.

Expuso que también debe ser prioridad el contar con una política industrial, la seguridad en el transporte, así como un programa de financiamiento público y privado para que las empresas mexicanas participen en el desarrollo que viene con las reformas y no se queden fuera por tener desventajas en factores estructurales.

Gutiérrez Candiani explicó que esas propuestas que plantea la Iniciativa Privada (IP) al gobierno tienen tres objetivos: lograr más dinamismo económico en el corto plazo, consolidar las reformas estructurales y los requisitos para que funcionen, así como para apuntalar el paquete básico de condiciones para romper con la inercia del bajo crecimiento, para pasar a niveles sostenidos superiores al 5 por ciento anual.

Enfatizó que la IP seguirá insistiendo en la necesidad de hacer correcciones en el marco fiscal vigente y recuperar el impulso por una reforma hacendaria integral. Como prioridades de coyuntura, hay asuntos como la devolución en tiempo y forma de saldos a favor para empresas cumplidas con sus obligaciones, y que éstas no se vean sobrecargadas con procesos de auditorías simultáneos, locales y federales.

Por otra parte, indicó que el sector privado pretende constituir una Comisión de Seguimiento para la Implementación de la Reforma Energética, donde participen Gobierno, empresas productivas del Estado, reguladores y sector privado.

“También vamos por una campaña Nacional por el emprendimiento, el desarrollo y la multiplicación de las empresas”.

Además el sector privado propone la creación de una nueva Ley de Obra Pública y fortalecer el compromiso con la infraestructura y la recuperación de la construcción y la vivienda, agregó.