Economía

Iniciativa Privada pide
que se fortalezca TLCAN
en reunión de presidentes

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, comentó que se debe trabajar en reducir brechas y disparidades para funcionar plenamente como bloque económico bien integrado.
Isabel Becerril
17 febrero 2014 10:55 Última actualización 17 febrero 2014 11:24
Etiquetas
barco en muelle

Oportunidad de reforzar relación comercial trilateral./(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El sector privado insiste en que debe realizarse una revisión al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero que el acuerdo no se lleve a una revisión indiscriminada, que regrese a los socios de éste a negociaciones superadas o ponga en riesgo los acuerdos fundamentales, afirmó Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

"Lo que hay es la oportunidad irrepetible de perfeccionar y fortalecer no sólo el tratado, sino la relación trilateral en toda su amplitud y diversidad", indicó.

En su mensaje semanal, subrayó que el encuentro de los presidentes Peña Nieto, Obama y Harper debe ser ocasión para acordar y comprometer, desde su liderazgo, una nueva visión que dé la pauta para meterla a una fase de mayor confianza y renovado dinamismo, sumando esfuerzos para colocarse en la vanguardia global como bloque y generar prosperidad para estos países.

El dirigente de la cúpula empresarial expuso que en lo respectivo al cuerpo del TLC, es importante ocuparse de puntos que generan barreras, con objetivos precisos en aspectos como certificaciones, transporte o solución de controversias, pero sobre todo, trabajar en reducir brechas y disparidades para funcionar plenamente como bloque económico bien integrado.

Anotó que la infraestructura fronteriza no está a la altura, y no sólo respecto a las proyecciones o potencial a futuro, sino de la misma escala que ya ha alcanzado el comercio actual y que este rezago menoscaba las ventajas logísticas y geográficas naturales de nuestra región sobre las de otros bloques.

MEJORAR MARCO REGULATORIO

Señaló que igualmente, el marco regulatorio relacionado con los flujos económicos está desfasado y no corresponde ni con la cantidad ni con la complejidad del intercambio. 

Mientras que el tráfico comercial se septuplicó desde la entrada en vigor del TLCAN, el número de pasos fronterizos casi no varió y el traslado de productos se ha vuelto lento para los patrones y necesidades actuales; también urge reducir tiempos de cruces y procedimientos aduanales, al tiempo que mejoramos las conexiones ferroviarias, carreteras, portuarias y aeroportuarias.

Expusó que es imperativo perfilar una política laboral más consistente, orientada a la movilización y la formalización de procesos que ya se dan en los hechos, pero de manera irregular; "se trata de que salgan ganando los trabajadores, las empresas y las comunidades de los tres países."

El presidente del CCE explicó que llevar la interacción económica a un nivel superior, implica pasar del enfoque arancelario al de la facilitación del comercio y, sobre todo, a la integración productiva.