Economía

IP propone en OIT nueva cultura empresarial para el desarrollo

La propuesta consta de que el gobierno con política pública, trabajadores, empresarios y la sociedad civil se unan a investigadores e innovadores para generar valor en las empresas.
Isabel Becerril
09 junio 2015 11:29 Última actualización 09 junio 2015 19:8
Juan Pablo Castañón

(Cortesía)

GINEBRA.- En México, el 45.5 por ciento de los habitantes vive en pobreza; el 58 por ciento de la población ocupada labora en la informalidad y el 95 por ciento de las empresas son pequeñas y medianas, por lo que se tienen enormes desafíos, pero a la vez se cuenta con fortalezas que permiten al país avanzar en el camino del desarrollo.

Lo anterior fue expuesto por Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en la reunión 104 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se lleva a cabo en Ginebra Suiza.

Ahí el dirigente del sindicato patronal propuso una nueva cultura empresarial para transformar el modelo de desarrollo mediante el diálogo tripartito y subrayó la urgencia de debatir nuevas estrategias para el trabajo y las empresas en un mundo cada vez más influenciado por la tecnología y la necesidad de innovación constante.


En ese sentido, planteó que deben construirse políticas públicas que potencien las vocaciones productivas de cada región, incentivando la creación de cadenas de valor; también hay que erigir nuevos modelos de desarrollo de cuádruple hélice, donde la política pública, la empresa, la academia y la sociedad civil colaboren en la concepción y desarrollo de proyectos regionales para la generación de valor.

Además, expuso que hay que acelerar el proceso de innovación en todo el país, a fin de disminuir las diferencias entre regiones.
En ese punto, comentó que en México, para generar mejores competencias laborales se impulsa la vinculación escuela-empresa, mediante una intensa agenda de cooperación internacional con Alemania y Francia.

Explicó que con Alemana se trabaja en el Modelo de Formación Dual y con Francia, se está en proceso de establecer las bases para crear en nuestro país el Modelo de Formación en Alternancia, con instituciones de educación superior.

Asimismo, expuso que hay que formalizar la economía elevando la productividad, porque sólo en la formalidad se puede aspirar a la sustentabilidad en el tiempo de las empresas y a mejorar los ingresos de los trabajadores.

De igual forma hay que generar condiciones para el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, mediante desregulación que le permita aligerar la carga de gestión, acceso al financiamiento y una política de incentivos al crecimiento.