Economía

IP pide cuidar proceso de saneamiento financiero de Pemex y CFE

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Coparmex, señaló que al asumir los pasivos laborales de las empresas públicas se debe ligar a los resultados de la reforma energética.
Redacción
29 julio 2014 10:16 Última actualización 29 julio 2014 10:19
Diputados

Funcionarios de Pemex y CFE dijeron a diputados que las paraestatales reducirán su costosa burocracia y gasto corriente. (Foto: @Luischazaro11)

CIUDAD DE MÉXICO.- El sector empresarial pidió a los diputados el poner especial cuidado en el proceso de saneamiento financiero de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y dijo que se requiere diseñar un esquema que al consolidar a la deuda pública una parte de los pasivos laborales de éstas, se utilice una fórmula ligada al valor agregado fiscal que generará la propia reforma energética.

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), señaló que eso es necesario para evitar que esa carga recaiga sobre los contribuyentes actuales.

En su mensaje semanal, explicó que en cualquier país la deuda pública de hoy son los impuestos del mañana, por eso “tenemos que asegurarnos de que el saneamiento de esos pasivos laborales sea evento de una sola exhibición y que nunca se repita con otras empresas del Estado”.


Además el líder del sindicato patronal expuso que México no está en condiciones de generar rescates de empresas estatales, sin exigir mecanismos que disciplinen a los rescatados; se debe tener claridad de los compromisos de la parte laboral para que Pemex y CFE sean realmente empresas productivas y competitivas.

Anotó que los legisladores deben asegurarse de que la fuente de los recursos para sanear el pasivo laboral provenga de la renta petrolera, además de la renegociación de los contratos laborales.

Subrayó que los miembros de los sindicatos petrolero y de la industria eléctrica deberán aportar parte de los recursos para sus planes de pensiones, como lo hacen todos los trabajadores del sector privado.

También indicó que no se puede hipotecar la confianza en el país, ni entrar en una dinámica en la que una deuda extraordinaria se convierta en un riesgo que puede desestabilizar las finanzas nacionales, minando la estabilidad de las variables macroeconómicas que tanto esfuerzo y sacrificio han costado construir.

Expuso que nadie debe dudar que las inversiones y el crecimiento no vendrán automáticamente con las reformas estructurales que se han logrado en los dos últimos años.

Por otra parte, Castañón Castañón, calificó de positiva la ampliación gradual del 25 por ciento del porcentaje mínimo promedio de contenido nacional en la industria energética, que deberá observarse en 2015, hasta alcanzar el 35 por ciento en 2025., porque esto abre perspectivas para nuevas inversiones en el sector, que permitirá crear tecnología, talentos y empleos de mayor calidad, a través de las cadenas de valor