Economía

IP pide a legisladores poner atención en la deuda pública que aprueben

El presidente nacional de la Coparmex, Juan Pablo Castañón Castañón, consideró necesario hacer un uso más eficiente de los recursos previstos en el Presupuesto de Egresos para 2016 y llamó a los legisladores a delimitar la deuda pública.
Leticia Hernández
03 noviembre 2015 16:17 Última actualización 03 noviembre 2015 16:24
Juan Pablo Castañón Castañón, Coparmex. (Cuartoscuro)

Juan Pablo Castañón Castañón, Coparmex. (Cuartoscuro)

El incremento de la deuda pública de México es acelerado para un país de mediano desarrollo con un estimado de que al cierre del 2016 alcance el 48 por ciento del PIB, superior al 45.5 por ciento que representó a septiembre pasado, por lo que la iniciativa privada pidió a los legisladores poner atención en la aprobación de la deuda pública en el Presupuesto de Egresos 2016, año en el que se anticipa sea el consumo interno el que compense los menores ingresos petroleros.

En su mensaje semanal, el presidente nacional de la Coparmex, Juan Pablo Castañón Castañón, recordó que la Ley de Ingresos para 2016 aprobada por el Congreso de la Unión contempla ingresos totales y endeudamiento por 4 millones 764 mil millones de pesos. De ese total, 4 mil 155 billones de pesos provienen de ingreso presupuestario y 609 mil millones de pesos corresponden a endeudamiento adicional en 2016, de acuerdo con la Ley de Ingresos aprobada.

“Ese es el presupuesto más grande de la historia del país. Equivale a un incremento nominal de 3.3 por ciento en comparación con el estimado de 2015”, señaló el empresario.


Aunque en el proyecto de Presupuesto de Egresos se anuncia que el déficit público será de sólo 0.5 por ciento del PIB, alertó que los mercados se fijan más en los Requerimientos Financieros del Sector Público, que se plantea alcancen el 3.5 por ciento del PIB en 2016.

En este contexto, el representante empresarial pidió a los legisladores consideren que los recursos obtenidos a través de mayor deuda se tienen que pagar en el futuro con intereses, “Lo que significará un menor nivel de vida para todos los mexicanos si no son invertidos de manera correcta”, apuntó.

Advirtió la necesidad de corregir tendencias insostenibles como las que se observan este año, tal como el elevado crecimiento del gasto en los Ramos Autónomos, de 17 por ciento real hasta septiembre pasado, así como en el Costo Financiero, que tuvo un crecimiento de 22 por ciento por arriba de la inflación al mismo mes.

Se espera que los ingresos petroleros sean 28.3 por ciento menores respecto al año anterior al ubicarse en 884.4 miles de millones de pesos y que los ingresos no petroleros, que incluyen recursos provenientes de impuestos e ingresos de empresas del sector público, se elevarán a 3 billones 270 mil millones de pesos, un incremento de 12.2 por ciento por arriba de la inflación.

“Estas cifras indican que la sociedad seguirá compensando con su bolsillo la caída en los ingresos petroleros, a través de una mayor recaudación y de los precios de los diversos bienes y servicios que provee el sector público”.