Economía

IP pide a gobernadores estatales reducir deuda y gasto en 2016

La Coparmex llamó a los gobiernos de los estados a elaborar presupuestos austeros y evitar mayor endeudamiento sobre todo en el financiamiento de obra pública y otros servicios, dijo Juan Pablo Castañón Castañón, presidente nacional del organismo.
Redacción
15 septiembre 2015 11:4 Última actualización 15 septiembre 2015 11:4
peso mexico

(Bloomberg)

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió a los gobernadores de los estados del país recortar gastos y reducir deuda para sumarse a la iniciativa de austeridad en materia presupuestal para el 2016 y comprometerse en la transparencia y rendición de cuentas.

Tras identificar que en siete entidades federativas los pasivos alcanzan niveles críticos y que juntos representan el 45 por ciento de todos los pasivos estatales y municipales, el empresario llamó a los gobiernos estatales a “elaborar presupuestos austeros, reducir el gasto, no crear más impuestos ni aumentar los existentes, a focalizarse en los programas que tienen mayores resultados, eliminar los que están duplicados o que ya no cumplen con los objetivos para os que fueron creados, a corresponder al gran esfuerzo que harán los contribuyentes durante el año que entra”, señaló Juan Pablo Castañón Castañón, presidente nacional del organismo.

En el paquete económico de 2016 a analizarse el Congreso de la Unión se estima que el gasto neto del gobierno federal alcanzará cuatro billones 746 mil millones de pesos y que se propone un ajuste al gasto programable de 221 mil millones de pesos. “Esto equivale al 1.15 por ciento del PIB, en comparación con el presupuesto de egresos del 2015”, expuso el dirigente del sindicato patronal.

En su mensaje semanal, Castañón puso énfasis en su llamado a los gobiernos estatales, toda vez que de acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos de 2016 las participaciones que reciben los estados, su principal fuente de ingresos, no se verán afectadas por los recortes al gasto. Se contemplan recursos por 679 miles de millones de pesos para las participaciones a entidades federativas, con un aumento de 8.5 por ciento real respecto a las pagadas en 2015.

“Sin embargo, estarán limitados los recursos para los gobiernos de los estados a través de convenios con el Gobierno Federal para financiar obra pública y otros servicios, ahí es donde hay que hacer grandes esfuerzos para evitar mayor endeudamiento”, apuntó.

Con datos de la Secretaría de Hacienda, señaló que los estados de Quintana Roo, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Sonora, Veracruz, Nayarit, tienen una deuda que supera a las participaciones.

Exhortó a los gobiernos locales a comprometerse con la transparencia y rendición de cuentas, sobre todo entre aquellas entidades con procesos electorales el próximo año, con la oportunidad de iniciar una nueva cultura del ejercicio público.

Asimismo, advirtió que los empresarios están conscientes de que aún se requiere trabajo adicional para la simplificación fiscal y mayores incentivos para la inversión que generen empleos.

“Un buen reto podría ser que entre todos tuviéramos fijo la meta de que en cinco años erradicáramos la pobreza de nuestro país, región por región”, puntualizó.