Economía

IP insiste en programas de desregulación para impulsar el mercado interno

La Coparmex, a cargo de Juan Pablo Castañón Castañón, tiene como uno de sus propósitos para este año el lograr que el gobierno impulse a las pequeñas y medianas empresas.
Isabel Becerril
09 febrero 2015 11:42 Última actualización 09 febrero 2015 11:42
Juan Pablo Castañón Castañón, Coparmex. (Cuartoscuro)

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Coparmex. (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El sector empresarial advirtió que a pesar de la estrechez económica que tendrá el país y de que ve complicado que el gobierno acepte realizar ajustes fiscales, no quitara el dedo del renglón en insistir que se aplique una serie de programas en materia de desregulación, fiscal y financiero, para empujar el mercado interno y hacer que se cristalice la meta de crecimiento de 3.5 por ciento para el cierre de 2015.

En conferencia de prensa, Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), anotó que entre los aspectos fundamentales que estarán luchando en este año es que la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) realice la devolución inmediato de impuestos a favor, "porque esto es liquidez para las empresas".

Dijo que otro de los propósitos de los empresarios está el lograr que el gobierno impulse a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), con un plan especial de estímulos fiscales y créditos.

Ello, “porque estamos conscientes de que las Pymes son el mejor vehículo para distribuir la riqueza, fortalecer el mercado local y la economía”.

Asimismo, el dirigente del sindicato patronal señaló que en México es el momento de establecer la figura del ombudsman para las Pymes, enfocado a detonar acciones transversales de política pública, para mejorar la regulación relativa a la apertura de nuevas empresas y articular los esfuerzos de las diferentes dependencias para desarrollar y fortalecer a las pequeñas compañías de este país.

Asimismo, dijo que uno de los grandes retos es construir un marco regulatorio que propicie y facilite la asociación de grandes empresas nacionales e internacionales con las pequeñas y medianas empresas, para facilitar el encadenamiento a la estructura de valor en diversos sectores.

En ese mismo contexto, hizo hincapié en que es fundamental para que las pequeñas empresas puedan participar en las oportunidades que vendrán en los próximos meses en diversos proyectos de energía e infraestructura.