Economía

IP descalifica a la CNH como encargada de licitaciones en Pemex

La Concamin destaca que existe el riesgo de politizar la toma de decisiones porque la Comisión Nacional de Hidrocarburos es nombrada por dos terceras partes del Senado.
Redacción
09 julio 2014 13:56 Última actualización 09 julio 2014 13:56
Pemex

(Bloomberg)

El sector industrial manifestó preocupación porque en la iniciativa de las leyes energéticas se plantea que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) va a ser la encargada de realizar los procesos de licitación y asignar los contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos de Petróleos Mexicanos (Pemex)

Los empresarios consideraron que quien debe hacerlo es Pemex a efecto de no politizar la toma de decisiones en esta materia.

Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), calificó como de ilógico que sea la CNH quien asigne los contratos, ya que ésta será nombrada por dos terceras partes del Senado de la República, lo cual podría llevar a la tentación de politizar temas estrictamente técnicos, así como la competitividad y progreso del país.


Anotó que debe aprovecharse el capital y la experiencia con las cuales cuenta el país “y si Pemex va a ser responsable de la operación, no tiene caso que otra entidad decida y tenga facultades sobre estas asignaciones”.

Además que las decisiones que tome Pemex en este sentido, deberán estar literalmente en una caja de cristal, es decir, con una transparencia irrestricta de cara a la ciudadanía, agregó.

Por ello, hizo un llamado tanto al Poder Ejecutivo como al Legislativo a reflexionar sobre este tema, pues dijo que hay empresas en este país con gran capacidad que pueden llevar a cabo inversiones para la modernización del sector, y una condición estrictamente necesaria es contar con transparencia y objetividad en la toma de decisiones.

En un comunicado de prensa, el líder de la cúpula industrial expuso que la reforma energética representa una de las grandes transformaciones del México moderno, por lo que un esfuerzo de tal envergadura no está hecho para intereses políticos o bien partidarios.