Economía

Inversionistas, refugiados en bunds por incertidumbre de Chipre

12 febrero 2014 5:3 Última actualización 19 marzo 2013 7:43

 [Bloomberg] Los bonos alemanes, considerados como refugio, subían 29 centésimas a 144.23. 


 
Reuters
 
La incertidumbre sobre si Chipre podrá evitar una cesación de pagos impulsaba el martes a los Bunds alemanes, considerados como refugio seguro para los inversionistas.
 
Los legisladores chipriotas tenían previsto votar más tarde en el día una controvertida ley que podría garantizar al país un rescate financiero, pero castigaría a algunos ahorristas.
 
El Gobierno de Chipre propuso más temprano eximir a pequeños inversionistas de un impuesto sobre depósitos bancarios en un intento de último minuto por ganar respaldo parlamentario para el rescate, pero aún así es probable que los legisladores rechacen el impuesto, afirmó un portavoz gubernamental.
 
Eso movería al país más cerca de una cesación de pagos y de un colapso bancario.
 
Los Bunds alemanes subían 29 centésimas, a 144.23, después de que los futuros anotaron el lunes su mayor alza diaria desde el 26 de febrero.
 
La aversión al riesgo también favoreció a una venta de papeles de Holanda, lo que permitió al país recaudar 6,520 millones de euros con una subasta de bonos a 10 años.
 
La propuesta de un cargo único sobre cuentas bancarias en Chipre agitó a los mercados financieros el lunes, lo que reflejó preocupaciones de que pudiera provocar retiros masivos de fondos de bancos en otros países atribulados de la zona euro y revivir la crisis de deuda del bloque.
 
Los bancos chipriotas permanecerán cerrados hasta el jueves, pero se teme que se registren retiros masivos de dinero de bancos una vez que abran.
 
La reacción general del mercado ante la noticia del impuesto planeado sobre los ahorristas ha sido relativamente débil, pues algunos analistas dicen que el mercado continúa protegido por la promesa, aún no probada, de compras de bonos por parte del Banco Central Europeo.
 
Los bonos españoles e italianos, que se han visto particularmente beneficiados por la reserva de emergencia del BCE, registraban pocas oscilaciones.
 
Los rendimientos de los bonos españoles a 10 años permanecían planos, en un 5.0%, mientras que sus equivalentes italianos subían 3 puntos básicos, a un 4.66%.
 
Cualquiera que sea el resultado de la situación en Chipre, los analistas afirman que la mera consideración de hacer que los ahorristas paguen por rescates establece un precedente preocupante para la zona euro debido a que los tenedores de depósitos podrían pensar que sus ahorros podrían verse comprometidos en cualquier momento.