Economía

Inversión fija bruta
registra en junio el mayor avance en cinco meses

La inversión fija bruta durante junio creció 7.6% anual, el aumento más significativo en ese rubro desde enero de este año, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.
Thamara Martínez
03 septiembre 2015 8:47 Última actualización 03 septiembre 2015 10:45
Industria de la construcción

Construcción (Bloomberg)

La inversión fija bruta en México registró durante el sexto mes del año un incremento anual de 7.6 por ciento, que revela el incremento más significativo para el gasto en inversión desde enero de este año.

Las inversiones en maquinaria y equipo a lo largo de junio fueron las que reportaron el mayor incremento, atendiendo al desempeño por subcuentas.

Según muestran datos desestacionalizados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), este destino de la formación de capital se elevó 18.2 por ciento anualmente, su mejor desempeño en cerca de cuatro años, después de julio de 2011, cuando el gasto a este respecto se incrementó 26.4 por ciento.

Por su parte, el gasto en inversión fija dentro del sector de la construcción se ubicó 0.4 por ciento por encima de lo anotado en junio del año pasado, cifra que describe el menor avance para este rama en poco más de dos años.

Respecto al origen del capital fijo, la maquinaria y equipo de importación se incrementó 20.0 por ciento en el mes, con lo que graba el mayor crecimiento en más de 3 años, situación que no se observaba desde febrero de 2012.

Pese al repunte por parte de los bienes de origen extranjero, el gasto de inversión en bienes de capital de origen nacional también mostró un avance importante, ya que con un aumento de 14.0 por ciento, exhibió el más notable crecimiento en 5 meses.

El desglose del gasto en inversión fija del sector constructor revela que fueron las obras de tipo residencial las que mostraron una subida en la inversión, con un alza de 1.6 por ciento anual, que, pese a mantenerse en terreno positivo, resalta como el menor crecimiento en más de dos años.

Por el contrario, las obras no residenciales contrajeron sus cifras de inversión en 0.2 por ciento, el primer descenso en estas adquisiciones en seis meses.