Economía

Inversión en México debe crecer 7% para superar avances inerciales: IP

El presidente del CCE, Gerardo Gutiérrez, pidió aprovechar hoy que México es un foco de atención para iniciar proyectos concretos de inversión
Isabel Becerril
16 junio 2014 10:46 Última actualización 16 junio 2014 11:12
[Gerardo Gutiérrez Candiani. Foto: Cuartoscuro] El CCE preparará un diagnóstico e ideas con especialistas, instituciones y asociaciones gremiales. 

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, reiteró que entre los inversionistas existe apetito por ampliar o iniciar operaciones en México [Foto: Cuartoscuro/Archivo] 

CIUDAD DE MÉXICO.- México no podrá avanzar a tasas del 5 por ciento y dejar atrás los avances inerciales, si la inversión no crece al 7 por ciento por año en promedio, advirtió Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Para ello, dijo, se requiere de un repunte sustantivo de la inversión privada pública y privada y de la extranjera y hay que aprovechar que en estos momentos país está posicionado como polo de atracción de negocios. "Hoy es un foco de atención, con gran expectativa de que podamos aterrizar el proceso de reformas", señaló.

En su mensaje semanal, aclaró que entre los inversionistas existe apetito por ampliar o iniciar operaciones en México, así como por iniciar proyectos concretos de inversión, ya avanzados en su planeación y desarrollo, con presupuestos muy importantes para rubros como hidrocarburos, electricidad y toda la amplia gama de áreas de oportunidad que está tomando forma en materia energética y lo mismo ocurre en rubros como infraestructura, telecomunicaciones, turismo, sector financiero y diversos ramos industriales, anotó.


En ese sentido, Gutiérrez Candiani señaló que está claro que a nivel interno es necesario completar el proceso de reformas estructurales en tiempo y forma, con carácter de urgencia, pero "asegurándonos de que la legislación secundaria, en concreto la de energía y la de telecomunicaciones, cumplan con los principios y objetivos de las enmiendas constitucionales del 2013".

También se trata de potencializar estos motores de dinamismo, así como activar muchos otros, con una agenda sólida de fomento económico, que incentive la productividad, el fortalecimiento del mercado interno y en general, condiciones competitivas para la inversión y el desarrollo y la multiplicación de las empresas, agregó.

En ese contexto, expuso que México, junto con Estados Unidos y Canadá, aspiran a crear un mercado energético unificado, que incluya generación, distribución y transmisión transfronteriza, para apuntalar la competitividad manufacturera regional; "queremos impulsar una mejor reglamentación para un movimiento justo, legal y eficiente de las personas entre los dos países".

También se identifican oportunidades emergentes en energía, política comercial y servicios financieros, entre muchas otras, dijo.

"Con este trasfondo, se puede esperar un flujo creciente de inversiones en ambas direcciones, pero sobre todo hacia el lado sur, en la medida que se aterricen los cambios que están gestándose en nuestro país, que se despejen incertidumbres y que se hagan efectivas las expectativas de apertura, reducción de costos de transacción y, en suma, de mejores condiciones para invertir y generar más y mejores empleos".

Gutiérrez Candiani indicó que persisten factores que generan preocupación, como la inseguridad pública en distintas zonas del país, pero es evidente que en el sector empresarial de Estados Unidos hay un enorme interés por el desarrollo de las reformas en México, con una perspectiva renovada.