Economía

Inversión en el norte, afectada por reforma fiscal: empresarios

El sector manufacturero tuvo una desaceleración en el norte
del país entre el cuarto trimestre de 2013 y el primer trimestre de 2014, esto de acuerdo al reporte elaborado por Banxico con entrevistas a 500 directivos de diversos sectores.
Marcela Ojeda
12 junio 2014 23:16 Última actualización 13 junio 2014 5:0
Monterrey cuenta con los estándares necesarios para realizar una justa mundialista. (Archivo)

La zona norte del país tuvo desaceleración. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- La mayoría de los directivos entrevistados por el Banco de México (Banxico) consideró que en el norte del país (Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas), las medidas fiscales incidieron negativamente en las decisiones de consumo e inversión de las familias y empresas, al primer trimestre del año.

El “Reporte sobre las economías regionales enero-marzo 2014”, elaborado por el banco central con encuestas a 500 directivos de empresas de distintos sectores en las cuatro regiones del país, muestra que el sector manufacturero se desaceleró en el norte entre el cuarto trimestre de 2013 y el primer trimestre de 2014, a diferencia de las otras tres regiones, donde subió.

No obstante, los entrevistados anticiparon una recuperación moderada de la actividad económica en el corto plazo.

“Para el horizonte a doce meses expresaron confianza de que las reformas estructurales sean asimiladas y que esto se traduzca en un mayor dinamismo de la actividad productiva, el cual estaría asociado principalmente con el impulso de la demanda interna y, en menor medida, con la expansión de la demanda externa”, expuso, Alberto Torres, director general de investigación económica de Banxico.

En conferencia de prensa, indicó que si bien la desaceleración de la actividad económica observada en la mayoría de las regiones del país al cierre de 2013 se prolongó al inicio de 2014, algunos indicadores mostraron cierta mejoría hacia finales del primer trimestre.

Principalmente, los empresarios esperan que el ritmo de recuperación en la actividad económica en Estados Unidos sea mejor al previsto.
Adicionalmente, tienen la expectativa de que el dinamismo en el gasto público en infraestructura sea mayor al anticipado y que éste pueda llevar a un cambio de expectativas que resulte de manera más rápida en una reactivación de la inversión privada.

Sin embargo, entre los riesgos a la baja, los directivos mencionaron la posibilidad de que la recuperación en el consumo sea más lenta que la que están anticipando, “y como lo han hecho en reportes anteriores, la posibilidad de un deterioro en la percepción sobre seguridad pública”.

Destacó que en esta ocasión, un comentario muy recurrente fue la importancia de que las reformas estructurales se implementen de tal manera que efectivamente permitan tener ganancias importantes en productividad, que a su vez permitan incrementar la competitividad de las economías regionales.

Los empresarios de la zona centro-norte (Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas) estimaron que el impulso económico en la mayoría de los sectores provendrá principalmente del mercado interno. Opinaron que, en parte, esto se asocia al mayor gasto público en infraestructura; a la reactivación de la construcción privada y al impacto de la reforma financiera en la expansión del crédito.

En tanto, los de la región centro (Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala), mostraron optimismo respecto al futuro de la actividad económica para los próximos seis y doce meses.

“Se espera que la sinergia entre la demanda externa proveniente de EU y una expectativa de negocios favorable, debida en parte a los avances en el proceso de reformas estructurales y a nuevos proyectos de inversión, soporte una expansión de la economía de la región”.

Los empresarios del sur de la República (Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán), anticiparon que la expansión de la demanda provendrá, en mayor medida del mercado interno, lo cual se asocia al dinamismo esperado en el ejercicio del gasto y la inversión pública.

“Esta expectativa se fortalece con diversos anuncios de inversión en infraestructura para la región, como el inicio de la construcción del tren peninsular, la modernización y ampliación de los puertos y la construcción de infraestructura deportiva para los Juegos Centroamericanos que se celebrarán en Veracruz en noviembre”, apuntó Torres.